Compartir
Publicidad

El AVE no puede competir con las aerolíneas low-costs, menos aún en Valencia

El AVE no puede competir con las aerolíneas low-costs, menos aún en Valencia
Guardar
26 Comentarios
Publicidad
Publicidad


La Alta Velocidad es cara, muy cara. Hasta tal punto que no acabo de encontrar el trayecto óptimo para que un desplazamiento en AVE sea preferible frente a un desplazamiento en avión, más aún desde que tenemos una amplia oferta de aerolíneas low-cost. Actualmente, el equilibrio óptimo entre aerolíneas y AVE se situa en torno a los 300 kms, como distancia más favorable para cubrir el trayecto en Alta Velocidad frente al AVE.

Pero el caso es que disponemos de un sistema fundamentalmente radial en la planificación de líneas ferroviarias y el coste de los desplazamientos en AVE es superior a los desplazamientos en avión para casi todos los casos. En esta tesitura, invertir los miles de millones de euros que estamos gastando en Alta Velocidad, manteniendo los sistemas radiales con paso por Madrid fundamentalmente deberían hacernos reflexionar sobre la partida de infraestructuras que destinamos a estas inversiones. Veamos algunos ejemplos:

Desplazamientos largos


Una de las últimas líneas que han entrado en funcionamiento ha sido la Alta Velocidad hasta Málaga, con la consiguiente conexión hasta Barcelona. A día de hoy, utilizar el AVE para realizar un trayecto Málaga-Barcelona requiere un tiempo mínimo de 5,5 horas y un coste de 140 euros.
ave-agp-bcn.jpg

Tomando como base de búsqueda sólo 48 horas para realizar este mismo trayecto en avión, tenemos una oferta de 14 vuelos por debajo de ese precio. Muchos de ellos incluso hasta un 60% más baratos que la tarifa estándar que porporciona Renfe para el AVE.
vuelo-agp-bcn.jpg

En este sentido, la oferta de vuelos es claramente más competitiva en precio y tiempo frente al AVE para largas distancias, por lo que usar el AVE para trayectos superiores a los 500 kms, es una cuestión de preferencias y no de economía.

Desplazamientos medios, entre 300 y 600 kms


El siguiente caso lo podemos encontrar entre Málaga-Madrid o Sevilla-Madrid, línea AVE por excelencia. En este caso, las diferencias de precios andan mucho más ajustadas, bien por el coste de las tasas aéreas, bien por el coste del propio billete en AVE. Por ejemplo, para Sevilla-Madrid, en AVE tenemos una tarifa estándar de 82 euros u 86 euros para el trayecto Málaga – Madrid en Alta Velocidad.

En aerolíneas, los precios que podemos encontrar precios similares desde Málaga con un tiempo estimado de vuelo a la mitad. A efectos logísticos de aeropuertos, los tiempos se pueden considerar similares, salvo que se acorten franjas de tiempo mediante web check-in y sin facturación de equipaje.

agp-mad-avion.jpg

En el caso de vuelo Sevilla-Madrid, nos encontramos con unos precios en los que las aerolíneas no pueden competir con el AVE, dado que las tarifas más baratas las encontramos en torno a los 300 euros. A tener en cuenta que esta ruta sólo la lleva a cabo Iberia y no existe oferta de vuelos low-cost.

El problema de las tarifas del AVE a Valencia


La semana que viene podremos conocer finalmente las tarifas de la línea de Alta Velocida a Valencia. El estudio económico de la línea es realmente optimista, dado que supone que recortará la mitad de los pasajeros a aerolíneas y contará con 3,6 millones de pasajeros. Si analizamos las tarifas de las aerolíneas para estos trayectos, podemos encontrar precios desde 43 euros. La oferta de vuelos en torno a los 50 euros es amplia, por lo que las tarifas del AVE a Valencia no pueden ser muy superiores a ese baremo.
avion-valencia-madrid.jpg

Con estos baremos de precios, dudo realmente que el AVE a Valencia consiga la cuota de pasajeros que supone y más aún que la línea de Alta Velocidad a Valencia sea una inversión rentable a medio plazo.

Actualmente, estamos desarrollando mucho las líneas de Alta Velocidad, siendo más una inversión efectista que efectiva. Las mejoras en infraestructuras deberían pasar por la optimización de trayectos aéreos, incentivar la utilización de aviones más pequeños con mayores escalas, menores tasas de uso de aeropuertos y romper definitivamente con el esquema radial que tenemos en carreteras y líneas férreas.

Para rentabilizar las líneas de Alta Velocidad se necesita una red de transporte de mercancias rápida muy vertebrada y una estructura de transportes férreos que no sea monopolística de manera que se puedan abaratar los precios de un AVE circulando.

En El Blog Salmón | Los vuelos caen y el AVE se mantiene, AVE y puente Iberia, una batalla de las clásicas, El precio máximo del AVE Madrid-Barcelona será de 250 euros
Imagen | Ricardo Ricote

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos