Compartir
Publicidad

Entidades financieras "éticas" (XII): Microfides

0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si alguien se acuerda del planteamiento inicial de esta serie de posts, verá que he introducido un cambio al llegar esta entrega sobre la banca "ética" en España. En vez de la prevista, que me da la sensación de que ha pasado a mejor vida o está como mínimo latente, he optado por una iniciativa muy reciente Microfides, Fundación Microfinanzas y Desarrollo.

En la misma veremos como aparecen viejos conocidos de este viaje, como se repiten determinadas referencias, pero también asistiremos a alguna novedad respecto a como se articula el ahorro y las operaciones de financiación.

¿Qué es Microfides?

Microfides es una Fundación creada en el 2012 que, en sus propias palabras, se dedica a luchar contra la pobreza, apoyando a proyectos de desarrollo socio-económico en países empobrecidos facilitando el capital necesario para realizar sus propios proyectos productivos, principalmente a través de microcréditos.

En este sentido puede recordarnos a Oikocredit. El ahorro, el dinero recaudado tiene como destino final la financiación de proyectos en terceros países, la cooperación al desarrollo, en este caso a través de microcréditos. Pero la forma de articularlo es muy distinta.

Microfides colabora también como Oikocredit con IMF, instituciones microfinancieras, entidades locales dedicadas al microcrédito, su contraparte local a la que financia, y que es la que concede los microcréditos a los destinatarios finales. En este caso con una radicada en Senegal, y ahora están en proceso de empezar a colaborar con una ecuatoriana, pero la diferencia no es esa con Oikocredit.

Ahorrando a través de depósitos pignorados

Microfides lo que hace es presentar un proyecto para financiar a una IMF determinada. Por ejemplo, en el actual que tienen en proceso de recogida de fondos, han presupuestado 150.000 euros. ¿Cómo les hace llegar el inversor el dinero? Pues realmente de ningún modo.

Lo que hace el inversor es contratar un depósito específico en Fiare, entidad de la que Microfides es socia. Es decir, lo que acaba contratando es un depósito en Banca Popolare en Italia, depósito que esta a su nombre. Cuando entre todos los depósitos se alcanza la cifra presupuestada, se requiere a los depositantes para que pignoren ese depósito a favor de Fiare-Banca Popolare, en garantía de un préstamo/crédito que por el mismo importe concede el banco a Microfides.

Microfides presta ese dinero a la IMF local, sobre la que realiza un seguimiento de ejecución y financiero. La IMF le acaba devolviendo el dinero a Microfides y ésta cancela el préstamo otrogado por Fiare. El diferencial positivo de intereses entre lo que les la IMF y lo que pagan a Fiare lo usan para financiar sus gastos de gestión.

¿Y el inversor social? Pues cobra un Euribor a 3 meses -0,20, con un mínimo del 0,3%, que en estos tiempos que corren se habrá activado o estará ahí ahí. dan la opción de que el inversor ceda incluso esos réditos a favor de Microfides, como una donación

¿Qué riesgos se corren?

Aunque luego intentan modularlo de algún modo, de arranque lo dejan claro. Hay riesgo, y ese riesgo se concreta en que los depósitos, si bien estan depositados en una entidad bancaria, se encuentran pignorados, es decir, son indisponibles hasta que se pague el préstamo, y en el caso de no hacerse responden del mismo.

Como ellos mismos señalan, por la operativa que realizan existe un riesgo financiero de impago por parte de la IMF, un riesgo de cambio (evolución en la cotización de la divisa) y un riesgo-pais (que los fondos queden bloqueados por cuestiones políticas).

Por ello no acabo de entender que una entidad con solo un año de vida compare ratios de mora de la banca tradicional y los de la IMF, cuando no tienen nada de homogéneos, existen multitud de variables por las que dichas operaciones se pueden ver afectadas, y se olvidan de la absoluta falta de diversificación geográfica que tienen que los potencian.

Es posible que la experiencia reduzca el riesgo, pero haberlo haylo, y no es precisamente menor. La dimensión y su músculo financiero no juegan a su favor precisamente.

Valoración

Veo que al frente de la Fundación, entre sus fundadores, patronatos y directivos se repite una constante y es su vinculación, en muchos casos, con esa organización con dos mil años de Historia que aparece en otras entidades que hemos comentado, lo que no me parece ni bien ni mal, simplemente lo constato.

Lo que me parece directamente mal es que para defender su proyecto se dediquen a machacar a los demás. Basta ver el video publicitario que he insertado para ver como dan cera a las entidades financieras tradicionales, englobándolas a todas en una suerte de eje del mal. es algo que me parece sumamente injusto. Entiendo que a ellos no les haría ninguna gracia que alguien les vinculase con IOR o Banca Vaticana, lo que a mi también me parecería absolutamente injusto.

Es posible que alguien se plantee la causa de que el dinero no vaya directamente a Microfides. Sospecho que por un lado se trata de dejar claro que ellos no tocan el dinero en si (aunque será tocado si no pagan), y por otro, y teniendo en cuenta que Fiare-Banca Popolare funciona bajo un sistema de reserva fraccionaria, esos depósitos servirán no sólo para prestar dinero a Microfides, si no también para otros préstamos a terceros.

Al margen de este tema me parece una propuesta interesante, pero muy verde aún, y que estructuralmente conlleva riesgos importantes. No se trata desde luego de un alternativa para el grueso de un capital, ni plantea una solución global para las necesidades financieras de un cliente/inversor.

Más información | Microfides En El Blog Salmón | Entidades financieras "éticas" (IX): Fundación Novaterra / IUNA

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio