Compartir
Publicidad
Publicidad

SIMA09: el Salón Inmobiliario tras el naufragio

SIMA09: el Salón Inmobiliario tras el naufragio
Guardar
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Acaba de comenzar SIMA09, el Salón Inmobiliario de Madrid, la mayor feria del sector en España. Los datos, tal y como se reflejan en Blog Inmobiliario, son sumamente representativos. Donde antes había 6 pabellones ahora tan sólo hay uno, ni un 20% de la superficie dedicada anteriormente a este evento. Las inmobiliarias ni tienen recursos para acudir al evento, ni estiman que les vaya a repercutir en un incremento de sus ventas.

Insisto en las causas de la desbandada ya que son indicativas de los dos principales males del sector: falta de demanda y ausencia de recursos financieros, que no necesariamente van unidos, pero cuando lo hacen, la cosa se pone fea, muy fea. Y tengo la sensación de que algunos no son conscientes de que los tiempos han cambiado, de que las cosas no volverán a ser como antes.

Para empezar el salón, nada como un cruce dialéctico al estilo Chicote: los promotores acusando de competencia desleal a la Banca y esta, en este caso Caja Madrid, diciendo que ellos venden muchos de sus pisos con perdidas y con peores condiciones de financiación que las que ofrecen a los clientes de sus promotores. Me gustaría detenerme aquí ya que creo que resulta interesante.

Aún siendo escéptico (hay que definir a que se llama perdida a estos efectos) me puedo creer que sea así, que Caja Madrid en ocasiones asuma una perdida. Alguno podrá pensar que es chocante lo de que estén dispuestos a ello y no a mejorar su oferta financiera en esos casos. Estimo que se refiere al porcentaje de financiación y a los requisitos de capacidad de pago de solvencia de los compradores, no tanto a un tipo más o menos atractivo. Digamos que están dispuestos a quitarse el muerto palmando, pero no a que les vuelva en el corto plazo (y más con el Banco de España detrás).

El problema para los promotores en este sentido es doble. De hacer ellos eso mismo, necesitarían muchas veces, el consentimiento de la entidad financiera, pues implicaría que esta renunciase a parte de la hipoteca que tiene el inmueble, pero es que la cuenta de resultados del promotor difícilmente encajaría un goteo sistemático de este tipo de enajenaciones. A diferencia de la entidad financiera, su negocio es mucho más de monocultivo y es muy complicado hacer números, y mucho menos caja, en las circunstancias actuales.

Estoy seguro que en este SIMA vamos a contemplar alguna que otra escena curiosa, alguna que otra declaración fuera de tono. Al tiempo.

Vía | Blog Inmobiliarioç
Más información | SIMA09

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos