Compartir
Publicidad

Los chicotes no lloran

Guardar
13 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Chicote, Chicote. Chicote en mi imaginario es uno de los bares míticos de Madrid. Referencia de múltiples generaciones. En una palabra, un termino asociado al mundo del espectáculo, al buen vivir, a...todo esto hasta que llegó Guillermo Chicote, que desconozco si tiene relación con el local en cuestión. Quizás si, ya que el tono de sus afirmaciones de colega de barra de bar que de profesional del sector o de presidente de APCE (Asociación de Promotores y Constructores de España), una de las múltiples asociaciones del sector inmobiliario. Aunque estos últimos días ha estado sembrado, destacaría una frase de una entrevista suya en el suplemento inmobiliario de El País (lo siento, no hay enlace):

P: El conservadurismo de la banca ha sido aplaudido... R: La banca es muy puta. No puede tratar a todo el mundo igual. Se nos están deshaciendo las ventas. ¿Por qué una persona que tenía garantías en verano no las tiene ahora? Las empresas caen como fruta madura.

Tremendo. No sé casi ni por donde empezar.

Para empezar por su falta de gusto. La calificación que hace del sector financiero, insultándolo directamente, seguro que hace que se congracie con él aún más. No se si busca la conmiseración del particular con estas afirmaciones, pero da vergüenza ajena que un profesional como él se olvide de a quien se deben los Bancos. Los Bancos se deben a sus accionistas y depositantes. Y para ello es fundamental la preservación del capital. El banco no esta para facilitarle la venta Sr. Chicote. Esta para ganar dinero compitiendo en el mercado. Y las ventas se le desharán porque los particulares que les han comprado las viviendas no lo han hecho con un plan adecuado de pagos (¿que cantidades de fondos propios han aportado?) y porque aunque Vd. no lo crea, del verano aquí han cambiado muchas cosas: La evolución de los tipos y el sentimiento del mercado, la estabilidad laboral, la valoración de las garantías inmobiliarias, etc..en definitiva los criterios de los bancos se han vuelto más restrictivos al tornarse más débil la realidad económica del país. ¿Es tan difícil de entender?

Claro que Chicote no es el único gracioso. Pedro Pérez, ex-secretario de Estado y portavoz del G-14, el lobby de los grandes promotores tiene otra muy divertida:

El precio de la vivienda usada ha crecido más que el de la nueva en la última década, hay más margen para abaratar en los pisos de segunda mano que en los nuevos.

El Sr Pérez debería recordar en que zonas se ha ubicado preferentemente la vivienda nueva y donde esta la antigua, ¿vale lo mismo el suelo de la una que de la otra?. Así mismo debería saber que si se compra sobre plano el precio debe ser atractivo para asumir el tiempo de espera ante los previsibles retrasos en la obra, los defectos en la entrega de la viviendas, asi como los costes de instalación y puesta en marcha de nuestros hogares. Todo eso por no hablar del riesgo sobre el capital adelantado, que no siempre cubre adecuadamente el tibio sistema de avales que la ley prevé

Pero más que sobre la familia que vende su piso de toda la vida creo que Pérez esta hablando de otros particulares. De unas viviendas usadas que no son tan usadas. De esos particulares a los cuales los promotores les han vendido medio portal, bajo el lema de que esto estaba chupado. Y ahora el promotor se encuentra vendiendo la 3ªfase mientras sus antiguos clientes compiten con él, tirando los precios de los pisos de la segunda. ¿Qué pensarán esos clientes de los exclientes de esos promotores, que primero les colocan una inversión segura, y luego se quejan de que compitan con ellos en precios?

Lamentablemente, como ya señalé, muchos ya van siendo conscientes de que apenas existen liberales en este país. Y es que Pérez, Chicote, un consejo: los chicos no lloran, tienen que pelear.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos