FMI advierte que la crisis es más grave de lo que dijo hace tres meses

Síguenos

PIB WEO octubre 2012

Uno de los errores recurrentes del FMi es la forma en que sobrestima la información. Por eso que cada vez que revisa los datos debe hacerlos a la baja y esta vez no fue la excepción. En su informe World Economic Outlook, el FMI redujo nuevamente su pronóstico de crecimiento para el próximo año y advirtió que “las cosas podrían ser mucho peores si la crisis de la eurozona continúa”. Ya nos habíamos anticipado al señalar que el empeoramiento del desempleo en Europa acelera recesión mundial. Como muestra la gráfica, Grecia, España e Italia encabezan la recaída mundial.

En la reunión que celebra en Tokio, el FMI corrigió la estimación de crecimiento para 2012 desde el 3,5 por ciento previsto hace tres meses, al 3,3 por ciento actual. Según estos datos, la economía de la eurozona se contraerá este año en -0,4 por ciento, liderada por Grecia (-6,0 por ciento), Portugal (-3,0 por ciento), Italia (-2,3 por ciento) y España (-1,5 por ciento). Alemania crecerá un 0,9 por ciento y Francia un 0,12 por ciento. En su próximo informe, el FMI corregirá nuevamente los datos a la baja dado que ya la oficina de estadísticas de Grecia anticipa una contracción para este año de -6,5 por ciento.

La nueva estimación del crecimiento económico global llega a 3,6 por ciento el año próximo, por debajo del 3,9 por ciento pronosticado en julio, ya que incluso las economías emergentes de gran empuje como China, India y Brasil reducirán su ritmo expansivo. Todo indica que las cifras reales serán aún más débiles dada la acelerada contracción que están provocando los planes de austeridad y los nuevos despidos anunciados por empresas de Francia y Alemania. Si en algo ha acertado Christine Lagardé es en su afirmación de que “ni Alemania es inmune a la recaída”.

El crecimiento de las economías avanzadas es demasiado débil para reducir el desempleo y los bancos centrales no pueden impulsar el crecimiento imprimiendo dinero para ayudar a los bancos. Se necesita un impulso aún mayor para enfrentar los serios riesgos que enfrenta la economía mundial y eso no se consigue con los planes de austeridad y los draconianos recortes presupuestarios que sólo han lanzado a más gente al desempleo.

Tras cinco años de crisis, el FMI sigue dando recetas contradictorias dado que por un lado urge a los gobiernos a actuar con rapidez para enfrentar los problemas, pero por otro les obliga a usar la tijera sin discriminación alguna. Esta vez, y tal como en ocasiones anteriores, el FMI ha advertido que “la situación es grave y que puede derivar en una crisis más amplia si no hay acuerdo para estabilizar el crecimiento”. Pero la única forma de estabilizar el crecimiento es con políticas que ayuden a cuidar el elemento más importante de toda economía: el empleo.

La economía mundial se encuentra en un contexto de fuerte desaceleración en los países desarrollados, al que comienzan a sumarse varios de los emergentes como China, India y Brasil. El error fue subestimar el impacto negativo que tendrían los recortes del gasto público y confiar en que el alivio correría por cuenta del sector privado.

Ahora no es solo el sur de Europa el que está en peligro. La producción manufacturera de Alemania ha perdido gran parte de su vitalidad y aunque el FMI estima que este año el país germano crecerá un 0,9 por ciento, todo indica que esta cifra puede ser aún más baja.

Los datos de España también son de cuidado dado que el FMI anticipa una contracción de -1,32 por ciento para el próximo año, versus la estimación de una caída leve de -0,5 por ciento con la cual el gobierno de Rajoy fijó el presupuesto de 2013. Este es un auténtico mazazo para el gobierno que demuestra cómo los ministros Montoro y De Guindos vigilan la economía española.

Más información | FMI, El Economista, El País
En El Blog Salmón | Empeoramiento del desempleo en Europa acelera recesión mundial

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

10 comentarios