Sigue a El Blog Salmón

China Burbuja inmobiliaria


Si la crisis económica que sacude a Europa se profundiza, ni siquiera China escapará a una desaceleración de su economía durante este año, como señala último informe del FMI. Los canales de contagio han comenzado a sentirse principalmente a través del comercio y con efectos en cadena a la demanda interna. En un escenario a la baja, el FMi estima que el crecimiento de China se reduciría en cerca de 4 puntos porcentuales, lo que indica que su riesgo ante la situación europea es fuerte y tangible.

El informe del FMI comienza destacando la fortaleza del gigante asiático, la ordenada reducción de su burbuja inmobiliaria, y el descenso de la inflación. Pero señala que su crecimiento puede reducirse significativamente si Europa entra en recesión, por la caída del comercio. El riesgo más significativo es la intensificación de los lazos de retroalimentación de las presiones de financiamiento en la zona del euro, tanto de deuda soberana como de deuda privada. Esto ha derivando en un prolongado proceso de desapalancamiento bancario, lo que está generando contracciones considerables en el crédito y el flujo de dinero en Europa, con la amenaza de expandirse a otros lugares.

El proceso de desapalancamiento vinculado a la volatilidad financiera que emana de Europa, y la contracción del crédito, está significando un decrecimiento mundial del cual China no podrá escapar. El FMI indica que su tasa de crecimiento puede reducirse en 4 puntos porcentuales adicionales si la crisis europea se profundiza. El reporte anterior para China estimaba un crecimiento de 8,2 por ciento en 2012, casi el límite del crecimiento que China debe tener (8%) para mantener su estabilidad de empleo y bienestar social. En el desafortunado escenario de una baja de este 8%, el país deberá responder con un paquete fiscal significativo, ejecutado a través del presupuesto del gobierno central.

Este paquete de estímulo debería incluir recortes en los impuestos al consumo; subsidios para los consumidores; incentivos empresariales para ampliar la inversión; apoyo fiscal para las empresas más pequeñas; así como amplificar la redes de seguridad social. Este estímulo podría alcanzar un 3% del PIB y ayudaría a mitigar la disminución de la actividad económica producto de la recesión en europa.

A su vez, el Banco Popular de China deberá ajustar su política para apoyar el crecimiento a través de sus operaciones de mercado abierto. Se espera que el banco central opte por reducir sus obligaciones de encaje si los flujos de capital siguen siendo moderados y tienden a reducirse. El Banco Popular de China ha anunciado recortes en la cantidad de dinero que los bancos deben mantener como reservas (actualmente en el 23%), ayudando así a incrementar los flujos de capital. A diferencia de Europa, la economía china tiene músculo para enfrentar una oleada contractiva.

Si bien la teoría del desacople sigue vigente, el impacto del declive de los países más industrializados del mundo no dejará de ser significativo. Así lo entienden los mercados que han continuado con la tendencia bajista de los principales commodities. Tanto el petróleo brent como el WTI se han inclinado a la baja y en Estados Unidos la demanda de petróleo ha descendido hasta los 17 millones de barriles diarios, el nivel más bajo desde 1999 y un 20% inferior a la media de los años 2000-2008.

En El Blog Salmón | Los canales de contagio de la crisis y su impacto en las economías emergentes, China pone a prueba “teoría del desacople”
Más información | FMI: China Economic Outlook
Imagen | Herr_Bert

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

4 comentarios