Sigue a

Se vende


El Grupo Santander ha puesto a la venta buena parte de su cartera inmobiliaria, unas 29.000 propiedades que van desde solares a edificios enteros. Teniendo en cuenta que la valoración total de la cartera inmobiliaria del grupo asciende a cerca de 9.000 millones de euros, esta primera salida a la venta de una parte valorada en 3.200 millones, supone más de un tercio del total.

Hay ya consultoras e inversores internacionales interesados en la adquisición de parte de esa cartera y dado el volumen de la operación, algunos analistas apuntan a que puede establecer una referencia en los precios y servir de ejemplo para que otras entidades sigan sus pasos y comiencen a deshacerse también de sus carteras, o al menos de parte de ellas.

Esta operación se puede interpretar de varias maneras:

  • Como un intento desesperado por conseguir liquidez aún a costa de vender a precios más bajos de lo deseable, llegando incluso a asumir pérdidas en algún caso. Lo que daría pie a pensar que el grupo está atravesando una situación realmente complicada derivada de la falta de liquidez.
  • Como una decisión valiente, de deshacerse de unas propiedades que no son más que un lastre que frena el avance, de tal forma que se reactive en cierta forma el mercado y se abra una nueva senda. Utilizando además esa inyección de liquidez para poder acometer otras inversiones, o simplemente servir de respaldo a nuevas operaciones, lo que podría interpretarse de manera positiva como un punto de inflexión y una decisión que convendría imitar.

Cada uno es muy libre de hacer su propia interpretación y os invito a que dejéis en los comentarios lo que para vosotros supone una operación de esta envergadura.

Via | El economista
En El Blog Salmón | Santander aplaza las hipotecas de los parados para maquillar su morosidad, BSCH vende todos sus inmuebles
Imagen | Fran Carreira

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

20 comentarios