Compartir
Publicidad
En una década los vuelos serán gratis (según Ryanair)
Entorno

En una década los vuelos serán gratis (según Ryanair)

Publicidad
Publicidad

Ryanair lleva años revolucionando el mercado de los vuelos baratos por un lado, y generando polémica con anuncios y declaraciones por otro. La última novedad la propone su CEO, Michael O’Leary. En unas declaraciones durante la conferencia de Airport Operators Association dijo que no descartaba la posibilidad de que en 10 años los vuelos sean gratuitos.

Normalmente esta persona hace declaraciones espectaculares para atraer atención y lograr publicidad gratuita, como cuando bromeó sobre que ir al baño en los aviones fuera de pago o que hubiera vuelos en los que los pasajeros fueran de pie. Pero en esta ocasión hay un razonamiento económico detrás.

¿Cómo pueden ser los vuelos gratuitos?

La gran duda que podría plantearse cualquiera es: si un vuelo es gratuito, ¿cómo gana dinero una compañía aérea? Y la clave está en entender que las compañías aéreas tienen otras fuentes de ingresos. En el pasado Ryanair generó mucha polémica porque recibían subvenciones de zonas concretas por atraer a turistas a aeropuertos concretos y en esto se basa su predicción.

Según Ryanair en aeropuertos como Heathrow no es viable que existan vuelos grauitos. Pero existen aeropuertos que sí que necesitan atraer a viajeros a sus zonas y una estrategia es compartir los ingresos que generen por viajero (compras, comida o parking, por ejemplo).

O'Leary dice que algo parecido ya está sucediendo en muchos aeropuertos, donde las tasas aeroportuarias están cayendo. En el futuro, estima, incluso podrían compartir estos ingresos con las compañías aéreas y así estas podrían llegar a ofrecer vuelos gratuitos.

Por poner una referencia el precio medio del billete aéreo de Ryanair fue de 46 euros y estiman que este invierno caerán de un 10% a un 15%.

Subsidios y polémica

Y es que los ingresos de Ryanair no provienen solo de la venta de billetes. Alrededor de un 25% de sus ingresos provienen de servicios asociados, como ventas dentro del avión o contratación de coches de alquiler o seguros. Y estos ingresos aumentan cuanto mayor sea la ocupación de los vuelos, cosa que se maximiza si los vuelos son gratuitos.

Los pagos a Ryanair por parte de aeropuertos que quieren atraer tráfico no es algo nuevo: la UE determinó hace no mucho que las subvenciones a aeropuertos deficitarios que a su vez pagaban a compañías aéreas debían acabar. Sin embargo ahora la compañía habla de "compartir ingresos" cosa que no sería ilegal.

La polémica está servida. Lo que está claro que tras el varapalo de la UE en 2013 respecto a las subvenciones de los aeropuertos Ryanair sigue apostando por esta vía, aunque sea de una forma más limitada, y pronostica que podrán vivir sin cobrar por el billete al cliente. Veremos dentro de diez años.

Imagen | Sean MacEntee

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
El futuro del trabajo

Ver más artículos