¿Pagar el paro o ayudar al sector de la construcción?

Sigue a

obra

Parece ser que la Confederación Nacional de la Construcción (la CNC) ha dicho que es mejor que el Estado ofrezca ayudas coyunturales al sector de la construcción a que siga aumentando el gasto en prestaciones al desempleo. De hecho, el Ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, ha dicho hoy que es posible que el Inem entre en déficit.

La CNC propone que se se subvencione el sector de la construcción para lograr que siga habiendo actividad y que el sector siga generando empleo como en los últimos años, y así evitar un fuerte incremento del gasto público por las ayudas al desempleo.

Claro que este punto de vista es muy interesado. ¿Qué es más barato, que el Estado se gaste el dinero en ayudas al desempleo o que se lo gaste en subvencionar un sector? Pero sobretodo, ¿qué es más sostenible? Muchos pensarán que las ayudas al desempleo son un gasto del Estado muy alto y que no obtiene nada a cambio, ya que la gente puede aprovecharse de ello y no ser productivo y cobrar por ello. Es cierto, pero también lo es que subvencionar a un sector sobredimensionado, como es el de la construcción, tampoco nos llega a ningún sitio.

Si existe en la actualidad un stock sumamente alto de viviendas nuevas sin vender, ¿para qué va el Estado a subvencionar nuevas viviendas? Primero debería venderse dicho stock para que fuera sostenible seguir construyendo. Y además, el sector de la construcción tiene un porcentaje del PIB español demasiado alto comparado con otros países desarrollados. No tiene pues sentido que el Estado se gaste dinero en hacerlo crecer más. Sería como seguir echando leña al fuego que está quemando la casa.

Desde mi punto de vista es mucho más interesante que el Estado se gaste el dinero en el desempleo y sobretodo en una cosa que reconozco que es muy difícil, pero necesaria: recolocar a los parados en otros sectores vía formación. Es complicado por muchas razones, entre otras porque las empresas de formación están más pendientes de las subvenciones que de dar unos buenos cursos, porque los trabajadores no quieren recolocarse, quieren que todo siga igual y porque tenemos un sector tecnológico muy pequeño que es donde podría haber un fuerte crecimiento.

Como digo la alternativa a subvencionar un sector en proceso de ajuste es bastante complicada, pero es la que realmente podría tener algún futuro y la que a la larga, si surte efecto, dilapidará menos dinero público.

Vía | El Economista
Foto | billjacobus1

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

19 comentarios