Sobre los piquetes buenos y el despertar de la inocencia

Sigue a

Hoy tengo que agradecer a José Antonio Fernández, Presidente del Cómite de Empresa de TCSA, que me haya hecho este post. Sus declaraciones son transparentes para todo aquel que quiera entender. Especialmente, para aquellos que, con motivo de la huelga o paro patronal del transporte, intentan decir que los unos son malos porque son empresarios frente a los auténticos huelguistas buenos, de pata negra, que son los trabajadores.

Pues bien, los de TCSA son trabajadores de una concesionaria de distintas lineas de autobuses en Vizcaya. Desde hace tiempo le llevan echando un pulso a la empresa, pulso que se ha visto también afectado por la perdida de alguna concesión. Ante sus paros, se decretaron una serie de servicios mínimos por el Gobierno Vasco. Y parece ser, ya que aquí nadie sabe nada, nadie ha oído nada, que ha sido la causa de determinados sabotajes. Parece un accidente, que diría Siniestro Total.

El Presidente del Cómite de Empresa hace unas declaraciones del estilo pío-pío-yo no he sido. Eso si, no veo ni una condena a los actos. A continuación cito sus declaraciones:


El comité de huelga no sabe nada de este asunto. Lo que sí sabemos, y ya lo habíamos dicho días antes, es que había un malestar muy grande entre los trabajadores por el desprecio que nos ha hecho el Gobierno vasco al decretar unos servicios mínimos del 40% los días que coincide el paro con el del metro, y un 30% el resto de día. Ha sido una metedura de pata del Gobierno y dije que iba a traer consecuencias. Y lo ocurrido hoy es una de ellas.

Pedimos que rectificaran y no han escuchado. Ya dije en su momento que las consecuencias iban a ser graves. Conozco a mis compañeros perfectamente y sé que cuando se enfadan no atienden a razones.

Sinceramente, soy incapaz de diferenciar estos hechos de los sucedidos estos días a propósito de la huelga del transporte. Ambos me producen un fuerte dolor de estómago. Que no es el caso, evidentemente, del Cómite de Empresa de TCSA. Y sinceramente, creo que no se puede añadir nada más. Declaraciones como las transcritas hablan por si mismas.

Vía | Deia

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

6 comentarios