Sigue a

grúas


¿Cuánto hace que no escucháis eso de “la vivienda nunca baja”? La frase se convirtió en todo un símbolo de la burbuja inmobiliaria española y en un reflejo del crecimiento irreal de nuestra economía. Hoy en día el pinchazo de la misma es todo un hecho y en los próximos meses debería continuar el descenso generalizado en el precio de los inmuebles.

No en vano, el importe medio de las hipotecas ya ha caído un 30 % desde que estallara la burbuja, según datos de Instituto Nacional de Estadística. Así, mientras que hace cinco años este era de 150.328 euros, en la actualidad se sitúa en apenas 103.592 euros. Al exceso de oferta se unen otros factores como el menor poder adquisitivo de los españoles o la elevada tasa de paro vigente.

Centrándonos en este último dato, con una tasa de desempleo por encima del 23 %, las posibilidades de encontrar a futuros compradores de viviendas disminuye sustancialmente, máxime cuando los principales compradores, los jóvenes, sufren un paro juvenil del 53 %. Es evidente que para comprar una casa primero hay que disponer de unos ingresos estables para poder pagarla y la actual coyuntura del mercado laboral no ayuda para nada.

En definitiva, ¿qué nos espera? El exceso de oferta unido al empobrecimiento del país sólo puede hacer que el precio de las casas baje estrepitosamente de aquí en adelante. Además, habrá que esperar a ver las reacciones tras la irrupción en el mercado inmobiliario del banco malo. Aunque muchos señalen que éste podría aguantar los inmuebles durante años y esperar a que la inflación cubra las pérdidas, dudo que desde Europa permitan una patraña así. Por tanto, si estás esperando a comprarte una casa, aguanta un poco más. El pinchazo de la burbuja no ha hecho más que comenzar.

En El Blog Salmón | Precios de la vivienda retroceden a niveles de 2004, pero aún no llega el equilibrio de mercado, La burbuja sigue pinchándose: Alteco y Mag Import, dos colosos del ladrillo, en concurso de acreedores, El banco malo hundirá el precio de la vivienda sí o sí
Imagen | Pedro Angelini

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

35 comentarios