Compartir
Publicidad
Publicidad

Las aventuras de Jonathan Gullible

Las aventuras de Jonathan Gullible
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Para terminar el mes vamos con una reseña literaria, un pequeño libro que da mucho más de lo que parece prometer, Las aventuras de Jonathan Gullible, de Ken Schoolland. El título ya da una idea de por donde van a ir los tiros, pues inspirándose en el clásico Los viajes de Gulliver de Jonathan Swift, y usando la ironía y la sátira, realiza una crítica feroz de las sociedades de la denominada economía mixta, en definitiva de lo que ha venido en ser el actual capitalismo.

Resulta curiosa y sin duda, con muy mala leche, la elección como espejo de la obra del irlandés Swift, reconocido antiliberal ( o más bien reconocido antitodo y misántropo, o al menos descreído en el género humano). Usar como modelo para criticar una sociedad presa de la burocracia, del intervencionismo, al libro representativo de Swift es sin duda una venganza que el tiempo ha servido en plato frío.

Por lo demás, y sin ánimo de descubrir más que lo imprescindible, indicar sólo que el libro narra las aventuras de un muchacho, Gullible, que llega a la isla de Corrumpo, donde se encontrará una sociedad aparentemente agradable, pero que, bajo su superficie alberga toda una serie de contradicciones, servidumbres, vicios, prejuicios, etc. Todos ellos los reconoceremos debido a que también en nuestra sociedad (desde Lady Tweed a la falacia de la ventana rota, por ejemplo). A través de los inocentes ojos de Jonathan, siempre dispuesto a la visión positiva de las situaciones y de los personajes, vamos descubriendo como se va corrompiendo una sociedad.

El libro es francamente recomendable para niños y para adultos, pues tiene distintos niveles de lectura, que la harán interesante tanto para aquellos sin conocimientos económicos como para los que disponen de una cierta base (ese homenaje a Bastiat nada más empezar). Diría incluso que se trata de una obra muy recomendable para una lectura compartida entre padres e hijos, y de paso aprovechar para introducir a los más pequeños en los razonamientos económicos más simples.

Podéis encontrar un ejemplar en castellano de la obra descargable gratuitamente en Mises Hispano

La traducción al castellano carece de un prologo que recoge los principios que mueven el libro, y que ha sido divulgado a través de una animación traducida a numerosos idiomas, La filosofía de la libertad, y de la que os dejo la versión en castellano.

Una pequeña delicatessen para compartir en familia este verano.

Más información | Jonathan Gullible

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos