Compartir
Publicidad

Cuando el dinero entra en las relaciones de pareja

4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Las relaciones de pareja (o buena parte de ellas) nunca han estado separadas del dinero desde que este existe. Quizás lo que sucede ahora es que con las empresas de Internet esta relación que antes era más sutil ahora se expone más (a excepción de la prostitución).

Sin entrar en Ashley Madison conocida por su publicidad controvertida cuyo negocio es algo distinto; la pregunta es ¿dónde acaban las relaciones de pareja normales y dónde empieza la prostitución? En esa frontera es difícil saber que se aplica.

El mercado matrimonial chino

Hace tiempo hable sobre el mercado matrimonial chino, la falta de mujeres, la gran cantidad de hombres solteros, el desarraigo tras la inmigración a la ciudad, el capitalismo y el dinero que entran en las formas de vida, junto con una tradición de casamenteras y matrimonios concertados por las familias, han provocado que surjan nuevos trabajos de consultores de amor cuyo objetivo es encontrar a las personas ricas la pareja perfecta.

Por otro lado, los pobres solteros puede que lleguen a tener a sus padres exhibiendo carteles en los parques de las grandes ciudades para buscarles esposa o marido a sus retoños, muy ocupados con sus trabajos para hacerlos por su cuenta.

Aunque en China el dinero haya irrumpido en las relaciones de pareja, no significa que en las mismas haya prostitución, se busca el matrimonio tanto por los consultores como por los padres. En cambio otros servicios se acercan más.

Los inventos de Brandon Wade

Brandon Wade de adolescente su madre le dijo que no se preocupara por ser tímido y tener poco éxito con las chicas, sino que debía de centrarse en la escuela. En el futuro sería un hombre de éxito y gracias a su generosidad las mujeres le harían caso. Los años han pasado y Brandon se graduó por el MIT, así que decidió poner en marcha varias start-ups para ayudar a aquellos en una situación parecida.

En Carrrot Dating los hombres se registran y ofrecen a las mujeres lo que están dispuestos a hacer por ellas entre 20 posibilidades a cambio de la primera cita. Lo más barato es café, lo más caro pagar cirugía plástica (que es más de broma) o tarde compras. La publicidad de Carrot Dating mostrando a su fundador con zanahorias y modelos en lencería deja bastante claro de qué va el servicio.

Carrot Dating no es el único servicio de este tipo. También fundado por Brandon Wade está “Seeking Arrangement” en el que los participantes explican lo que ofrecen y lo que quieren obtener a cambio. Hay quién quiere mantener y quién quiere ser mantenido. Del mismo fundador también está “Seeking Millionnaire”, en el que las mujeres buscan a un millonario y “Miss Travel” en el que los hombres ofrecen a las mujeres viajes a cambio de su compañía en los mismos

El tamaño importa

Hace tiempo hablamos de una discoteca en Argentina que sorteaba implantes de pecho entre las asistentes, teniendo mucha afluencia masculina y femenina. La versión 2.0 de esto parece ser My free implants, en el que hombres aportan dinero para que mujeres a las que no conocen se sometan a este tipo de operaciones.

La web paga directamente al cirujano (los tienen en todo el mundo), de modo que los hombres tieen garantías sobre el destino de sus fondos. En este caso no hay una relación tan directa, pero no hace falta imaginarse el tipo de mensajes e imágenes que se intercambian en esa web.

Los criterios morales de cada uno determinarán si este tipo de acuerdos significan prostitución o no, pero negar que el dinero tiene importancia en las mismas o en otras muchas relaciones que se han iniciado offline es ser bastante ingenuo.

En El Blog Salmón | Encontrar marido rico y ¿Sociedad de gananciales o separación de bienes? Vía | Mashable, Vice y Esquire

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio