Compartir
Publicidad

Democracias capitalistas en el siglo XVII: Isla Tortuga y los piratas del Caribe

Democracias capitalistas en el siglo XVII: Isla Tortuga y los piratas del Caribe
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Isla Tortuga, es una isla del Caribe que tiene el honor de ser una de las primeras democracias comunitarias que se crearon a partir del siglo XVI. La base de esta isla se apoyó en la creación de la Cofradía de los Hermanos de la Costa, comunidad formada por miembros de diversas nacionalidades que tenían cuentas pendientes con la justicia, de origen bucanero del norte de Haití, esclavos huidos y demás gentes perseguidas por la justicia.

Esta cofradía (sistema de agrupación gremial típico desde el siglo XIV-XV en adelante), se estableció en Isla Tortuga durante poco más de 50 años y la base económica fundamental de la isla era la práctica de la piratería, actividad que determina el origen del capitalismo en la sociedad moderna. Los principios libertarios de esta cofradía eran:

  • Se eliminan los prejuicios previos por patria y religión. De aquí la frase: "ni Dios, ni Patria, ni Rey"
  • Quedaba prohibida la propiedad individual de la tierra y en los barcos de la isla.
  • La libertad personal es inalienable y las cuestiones individuales se resolvían personalmente.
  • No se obligaba a nadie a partir en una expedición pirata.
  • La pertenencia a la cofradía es libre y voluntaria pudiendo abandonarla en cualquier momento.
  • Dado el cúmulo de varones en la cofradía, estaba prohibida la estancia de mujeres blancas libres en la isla. Sólo podían vivir en la isla las mujeres negras y las esclavas.

El funcionamiento económico se basaba en la piratería voluntaria, en el establecimiento de una base comercial entre flotas y en el servicio de base entre los propios piratas que navegaban bien con patente de corso o por libre. Este tipo de sociedad instauró un mecanismo democrático para escoger al capitán de cada barco en sus expediciones marítimas y abogaba por la primera formación de un pseudo-sistema de seguridad social para piratas inválidos.

Es decir, los propios piratas proveían un fondo dentro de la sociedad que supliera a los piratas heridos durante los asaltos a otras naves, establecían un sistema de transmisión de propiedades individuales mediante la conjura para la transmisión de propiedades en caso de muerte en batalla y consiguieron mejorar sus ratios comerciales ampliamente al actuar como nexos de intercambio.

El capitalismo aparece en escena mediante una fórmula cooperativista dado que se generaban repartos relativamente simétricos del botín que a la vez había que colocar en el mercado, en el caso de especies, telas o cualquier otro tipo de objeto susceptible del comercio. En esta línea, los piratas del Caribe fueron los que comenzaron a facilitar el libre intercambio de bienes sin barreras alancelarias en sus bases, dado que Isla Tortuga fue usada como base de depósito y avituallamiento para muchas de las flotas que navegaban por todo el Caribe bajo bandera inglesa y francesa.

Se puede afirmar sin mucho rubor que esta primera estructura social basada en la libertad individual y propiedad colectiva y privada fue una de las primeras bases estables de la democracia, dado que la única distinción que se realizaba dentro de la sociedad era por sexos desplazando a la mujer blanca por un mero problema afectivo-sexual.

En El Blog Salmón | De qué piratas hablamos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio