Compartir
Publicidad

Falsificaciones y homenajes o replicas

Falsificaciones y homenajes o replicas
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Leía en VozPópuli el otro día la siguiente noticia: Desmantelan dos talleres y detienen a 8 personas por convertir coches en falsos Ferrari. Claro que después de terminar el artículo, a uno la duda que le queda es si el titular se corresponde con la realidad. Y es que considero que es muy distinto, y que hay que distinguir, entre falsificaciones y homenajes o replicas.

Cuando te quedas con el titular lo que uno entiende es que había unos listillos que se dedicaban a vender como Ferraris coches que no lo eran. Cosa que te sorprende de antemano cuando falsificar un Ferrari, más allá de la carrocería no parece tan sencillo, y lo que es pero, ni siquiera lo suficientemente barato para dejarte un margen adecuado. Pero cuando entra en la noticia se da cuenta de que es muy distinto:

El precio de los vehículos, comercializados en Madrid, rondaba los 40.000 euros, lejos de los 200.000 de los coches originales. Se vendían a través de Internet y en algunas ocasiones los vehículos se elaboraban a petición del cliente, que sabía de antemano que adquiría una falsificación.

Sinceramente, me cuesta entender que alguien que esté comprando por 40.000 euros un Ferarri piense que realmente está adquiriendo tal coche. Y es que aquí entramos en la difusa frontera entre las falsificaciones y las replicas u homenajes. Y ya aviso que lo que sigue es muy de mi cosecha personal.

Una falsificación supone hacer pasar un producto por otro, aprovechándote de su marca. Entiendo que si estos señores vendían estos coches con todos los logos de Ferrari, si que podrían entrar directamente en el terreno de la falsificación, con independencia de que el comprador lo supiese o no, cayendo dentro del Código penal.

Cosa bien distinta, a mi julio, que no al de otros, es el denominado negocio de las replicas u homenajes. Y es cuando en ningún momento pretendo hacer pasar este producto como otro que no lo es, pero si que me inspiro en su diseño muy, muy profundamente. Podría hablar de una gran cadena textil española, de las tendencias de moda, pero cualquier aficionado al mundo de los relojes sabe de lo que hablo, con relojes que se inspiran en otros (os invito a ver estos foros). Y esto lo hacen grandes marcas basándose en los modelos de otras, o humildes aficionados encargando desde cero dicha fabricación

En el mundo de los coches es más complicado, pero estoy pensando en los famosos Hurtan españoles, con un aire claramente Morgan, o los PGO franceses que nos recuerdan a otros modelos bien conocidos. Es algo muy similar a lo que comentaba de algunos imperios textiles y sus inspiraciones en los grandes de la moda. Y no creo que nadie vaya a denuciarlos por infringir derechos de propiedad industrial.

Reconozco que es un tema complejo. Así, en el mundo de los relojes, no falta quien señala que hay fabricantes de replicas u homenajes que aprovechan las mismas lineas de producción para fabricar falsificaciones puras y duras. Pero me sorprende la facilidad con que se usa el derecho penal contra la competencia.

¿Tan mal está Ferrari para andar denunciando esto?

Vía | VozPópuli Más información | Motorpasión, Autocasión Imagen | FotoSleuth

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio