Compartir
Publicidad

¿Es verdad que en España paga los mismos impuestos alguien que gane 60.000 euros que alguien que gane 300.000?

¿Es verdad que en España paga los mismos impuestos alguien que gane 60.000 euros que alguien que gane 300.000?
26 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El ministro en funciones de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha comentado muchas veces que las rentas más altas españolas son los que más impuestos están pagando. Pero, es cuando estas personas declaran, porque en España no paga más quien más gana sino los quien están declarando más. En el IRPF los que más declaran son los que están controlados por las rentas de trabajo.

Muchas ocasiones el ministro en funciones ha reconocido que subir los impuestos a las rentas más altas no tiene mucho sentido, porque no son mucha gente y los incrementos apenas se obtendrían más ingresos. Por tanto, ahora las rentas más altas casi no aparecen en el IRPF y se ha producido una fuga.

Aunque Pablo Iglesias propone elevar el IRPF de las rentas a partir de 60.000 euros y fijar un gravamen máximo del 55 por ciento, para sueldos superiores a los 300.000 euros. Esta medida supondría que el tipo marginal máximo, situados en el 45 por ciento, aumentaría diez punto.

¿Cuántas rentas altas hay después de la crisis en España?

Desde el inicio de la crisis, y en concreto desde que el PP decidió subir los impuestos durante el año 2012, se han ido gran parte de los que figuraban como declarantes. Sólo quedan aquellas personas que pueden evitar la tributación porque tienen rentas de trabajo, aunque también se existen fugas hacia tramos inferiores.

Según datos de la Agencia Tributaria, relativos a las declaraciones de la renta que se presentaron durante el año 2014, y que corresponden al ejercicio fiscal del año 2013, sólo hay 4.553 declarantes que dijeron ganar durante ese año más de 601.000 euros, es decir 43.000 euros brutos al mes como indica la siguiente gráfica de la 'Agencia Tributaria':

Numero De Contribuyentes

Hay 1.100 contribuyentes menos desde la subida del IRPF por parte del Gobierno en funciones durante el año 2013. Se trata del 0,02 por ciento del total de los declarantes. Pero cuando empezó la crisis habían 10.580 declarantes. Por tanto, en seis años han dejado de declarar más de 6.000 declarantes, es decir, el 47 por ciento.

¿Por qué han desaparecido las rentas altas?

Desaparicion Rentas Altas

La situación que nos encontramos ha influido, pero las estadísticas de Hacienda muestran una desaparición dirigidas, sobre todo, de las rentas que no son de trabajo. Es decir, durante el año 2007, el 70 por ciento de las rentas altas eran de trabajo y el resto correspondían a otros conceptos como las ganancias patrimoniales u otro tipo de plusvalías, ahorros o rentas profesionales. Pero el 83 por ciento de las rentas que se han declarado en dicho trama durante el año 2013 son de trabajo, unas 3.778. Durante este año dichas personas pagaron de media individual a Hacienda alrededor de 567.000 euros.

Las personas que aún permanece son ejecutivos que no pueden eludir los impuestos y que no han optado por un mejor diseño de los ingresos, es decir, difiriendo parte o cobrando mediante otros conceptos fiscales para aparecen en tramos más bajos y pagar mucho menos.

Durante estos últimos años los directivos han preferido que aparezca su nómina total para así garantizar la mayor indemnización en caso de despido y salida de la empresa en que están ejerciendo sus funciones.

¿Existen trasvases a tramos inferiores?

Travases De Tramos

Esta claro que se han producido ocultaciones de ingresos y traspasos a otros tramos inferiores más próximos. Durante el año 2007 había 96.544 declarantes, un 0,31 por ciento de los contribuyentes durante dicho año, con ingresos entre 150.000 euros y 600.000 euros, durante el año 2013 quedan 58.571 contribuyentes.

Se puede observar que hay más de 38.000 contribuyentes menos, un 40 por ciento. De estos, 10.000 se han dado a la fuga desde la subida de los impuestos durante el año 2012. El 87,4 por ciento de las que han quedado durante el año 2013 de las rentas de trabajo, frente al 81 por ciento que habían durante el año 2008. Por tanto, la cuota media abonada fue de 88.000 euros.

En el tramos entre 60.000 y 150.000 euros, durante el año 2007 había 640.238 declarantes y ahora sólo quedan 533.803. Se puede ver que se han dado a la fuga 170.000 declarantes, el 17 por ciento, 80.000 declarantes desde el aumento de los impuestos. La cuota media que han pagado fue de 25.000 euros.

Los tres tramos comentado de renta representan el 3 por ciento de los 19.200.000 declarantes. Se han dado a la fuga 220.000 contribuyentes, el 15 por ciento. En las memorias financieras de las empresas multinacionales o de gran dimensión, las que pueden pagar dichos sueldos, no aparecen tantas salidas en dicho periodo. Lo que significa que han pasado a otros tramos.

Hay 1.100 contribuyentes menos desde la subida del IRPF por parte del Gobierno en funciones durante el año 2013. Se trata del 0,02 por ciento del total de los declarantes. Pero cuando empezó la crisis habían 10.580 declarantes. Por tanto, en seis años han dejado de declarar más de 6.000 declarantes, es decir, el 47 por ciento.

¿Cuál ha sido la mayor diferencia de contribuyentes?

La mayor diferencia de contribuyentes se aprecia en el tramos de renta en los tramos inferiores. Es donde se han refugiado las rentas más altas. Estos tramos son los que van de 21.000 euros a 60.000 euros de ingresos, aparecen más de 300.000 nuevos declarantes entre los años 2007 y 2013.

Estos más de 300.000 nuevos declarantes se encuentran quienes dijeron ganar menos de 21.000 euros. Se ha debido a la reducción de los sueldos, pero aquí están incluidos muchos profesionales, pequeños empresarios y autónomos.

En 2013 se amplió la diferencia entre lo que declaran los asalariados por cuenta ajena, 18.787 euros de media, y los autónomos, 9.102 euros de media. Cuando empezó la crisis, la nómina era sobre unos 18.400 euros y los ingresos de los autónomos estaba alrededor de los 13.525 euros como indica la siguiente gráfica de la 'Agencia Tributaria':

Ingresos Declaran Contribuyentes

Pablo Iglesias: Ahora pagan lo mismo los que cobran entre 60.000 y 300.000

Según declaraciones de Pablo Iglesias “Proponemos un IRPF progresivo para los que cobran entre 60.000 y 300.000 euros, porque ahora está pagando lo mismo. También tienen que haber una tasa para las transacciones financieras. Hay que bajar el IVA, solo planteamos subirlo a los productos de lujo”. El confidencia ha sacado dicho tweet reafirmado sus declaraciones:

Tweet Pablo Iglesias

Pero según la gráfica que facilita 'Agencia tributaria' sobre los tipos medios y efectivos sobre la base liquidable por tramos de la base imponible no muestra lo mismo, ya que hay presión creciente aunque el tipo marginal sea el mismo:

Tipo Medio Y Efectivo

Se observa que las mayores diferencias entre ambos tipos se produjeron en los tramos de bases imponibles comprendidos entre 7.500 y 12.000 euros, en los que el tipo medio fue superior al efectivo en más de 3 puntos porcentuales como se puede ver en la gráfica que facilita 'Agencia tributaria' sobre tipo medio por tramos de base imponible de IRPF 2011 y 2012:

Cuadro Tipos Medios

Las rentas medias aportan la mayor parte de los ingresos del IRPF

Rentas Medias Aportan La Mayor Parte Irpf

Los contribuyentes con ingresos hasta 30.000 euros suponen 82,8 por ciento de las declaraciones presentadas en el IRPF, 16 millones de un total de 19,3 millones de declarantes. Además, las rentas bajas y medias, hasta los 60.000 euros, aportan más del 80 por ciento del total declarado en el IRPF y el tramo entre 18.000 a 36.000 euros son los que más notan las subidas del IRPF.

Las personas con rendimientos de hasta 36.000 euros suponen el 89,2 por ciento del total, 17,1 millones de declarantes, y se eleva a 60.000 euros la cifra aumenta hasta los 96,8 por ciento de las declaraciones presentadas. Es decir, sólo un 3,2 por ciento de los declarantes ganaron más de esa cantidad.

Además, las rentas hasta 60.000 euros representan el 82 por ciento del importe declarado. En principio, esto es algo lógico porque si los contribuyentes hasta este tramo representan la mayoría de las declaraciones lo normal es que también sean los que en su conjunto aportan más dinero a las arcas de Hacienda.

Las rentas medias y bajas obtienen sus ingresos mayoritariamente de los rendimientos del trabajo, es decir, mediante un sueldo. Mientras, conforme si incrementan las bases imponibles también gana peso los rendimientos de ahorro, es decir, acciones, depósitos, dividendos...

Por tanto, entre las rentas de 240.000 euros a 600.000 euros los rendimientos del trabajo sólo supone un 53,3 por ciento del total y capital mobiliario asciende hasta un 17, 7 por ciento. Para estas rentas los aumento del IRPF para rentas tendría menor impacto, a parte, de lo que hemos visto que has existido una fuga durante estos últimos años.

En El Blog Salmón | España demuestra que la curva de Laffer no existe: bajar los impuestos disminuye la recaudación

Imagen | Economia Digital | El País | Libre Mercado

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio