Compartir
Publicidad

Invertir en madera

Invertir en madera
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Las oportunidades de invertir son cada vez más diversas. A medida que nos alejamos de los mercados financieros más tradicionales, surgen alternativas curiosas, sugerentes y, por qué no, rentables.

Invertir en madera es una de ellas. O mejor dicho, invertir en árboles. Se trata de comprar un conjunto de árboles("plantones") de maderas nobles pero de rápido crecimiento como la teca, el nogal, el roble o el paraíso (y cuyo valor, por lo tanto, será muy apreciado) y, al cabo de los años de crecimiento (entre 16 y 20, se trata de una inversión a largo plazo), venderlos a la industria maderera obteniendo así el beneficio de la inversión. De esta forma estaremos obteniendo un rendimiento económico, a la vez que contribuímos al mantenimiento de los ecosistemas y al control de las explotaciones madereras. El mecanismo, por lo tanto, es sencillo: el inversor compra (por lo tanto, pasan a ser de su propiedad) los plantones y la empresa se compromete a proporcionarles los cuidados necesarios durante el periodo de crecimiento. Asímismo, los árboles están asegurados frente a posibles riesgos que puedan sufrir (incendios, plagas, etc.). Llegado el momento de la tala, la empresa se encarga de ello y de vender el producto resultante en nombre y por cuenta del propietario, reteniendo un porcentaje entorno al 10% en compensación.

La evolución prevista de los precios de las maderas nobles es muy positiva, teniendo en cuenta la escasez relativa de estos productos, lo que permite augurar (que no asegurar) un buen precio de venta. Este factor, unido con el volumen y calidad de producto (que dependerá de la variedad de árbol y de los cuidados y climatología), serán lo que determine la rentabilidad.

Aunque, para poder valorar la rentabilidad, es necesario tener en cuenta también el volumen de la inversión inicial. Este es quizás uno de los puntos débiles de este tipo de inversiones: ¿cómo podemos valorar si 3.000 euros es una inversión buena o mala para comprar un plantón? Salvo que me digan qué volumen (siempre estimado) de madera podré obtener, y a qué precio (también estimado) lo podré vender, no tengo elementos de juicio.

Otro punto a tener en cuenta es la dificultad de liquidar la inversión antes de tiempo. Pese a que las empresas que comercializan estos productos se esfuerzan en crear un mercado secundario para dar salida a quienes quieren abandonar la inversión antes de llegar al momento de la venta de la madera, no cabe duda de que se tratará, en el mejor de los casos, de un mercado con mucha menor liquidez que los mercados financieros.

También hay que valorar el hecho de que es una inversión a largo plazo que depende de una única empresa, que generalmente no es una gran corporación. Es decir, que hay que incorporar el riesgo derivado de que esa empresa permanezca a lo largo del tiempo, que realice con diligencia sus labores de cuidado activo de nuestros árboles, etc.

En definitiva, una fórmula atractiva y "ecológica", aunque no exenta de riesgos, para invertir nuestros ahorros.

Vía | PopMK Más información | Ecobosques, Maderas Nobles de la Sierra de Segura

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos