Compartir
Publicidad

La PAH ya tiene su acorazado Potemkin: #EJECUCION

65 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una silla infantil cayendo por las escaleras tras ser abatida la madre es una de las escenas más imitadas en el cine. La vimos por primera vez en la obra de Eisenstein y se ha repetido en numerosas películas. Recientemente me ha venido a la memoria, de un modo indirecto, al ver el corto que encabeza el post. Podemos decir que la PAH ya tiene su acorazado Potemkin: #EJECUCION.

No sé si los de la PAH han asesorado a los guionistas de esta producción de Audiovisual Working Class, pero clava al milímetro el discurso de la Plataforma. Y con él toda la dosis de demagogia, de medias verdades, e incluso de irresponsabilidad que les caracteriza. El corto abunda en ellas, pudiendo concluir que es mentira que 40.000 familias hayan recibido en el 2012 una llamada de este tipo:

  • ¿Periodos de carencia de tres meses? Ninguna entidad establece periodos de carencia de tres meses, pues sabe perfectamente que no hay ningún problema que se arregle en ese tiempo. Si es necesario esperan para cobrar esos tres meses, pero no novas un préstamo para solo tres meses.
  • ¿Ejecutar impagos por tres cuotas? Ni por una, cuando era posible, ni por tres. El coste de ejecutar una hipoteca es tal que no se acude al juzgado hasta que la cosa está mucho más avanzada. Lo que sí ocurre con 3 mese es que el préstamo es declarado dudoso siguiendo el marco legal, lo que obliga a la entidad a provisionar y a comunicarlo a la CIRBE. Con esto, y con que figures en ficheros de morosidad, que se te da de alta entre los 60 y los 90 días, tienes la puerta del crédito cerrada. Y es a partir de ahí cuando empieza la negociación dura con el Banco. Los únicos supuestos de ejecución a los tres meses es la de los multirreincidentes de mala fe y es evidente que éste no es el caso.
  • Sí, los intereses de demora son caros, por un doble motivo, como medida penalizadora y también debido a que el incumplimiento crediticio también afecta a las previsiones de ingresos de la propia entidad. Pero cualquiera sabe que si te plantas con la deuda real, descontados los intereses de demora, cualquier entidad va a aceptar negociarlos o condonarlos antes de meterse en una ejecución hipotecaria, ya incluso antes del anterior marco legal, y mucho más con el actual.
  • El "yo sólo necesito tiempo" es un mantea que no por repetirlo es cierto. El "ya me saldrá algo" suena fatal, y sin embargo ha sido la estrategia de muchas entidades financieras e incluso de la propia PAH: refinancia que algo queda, prorroga la ejecución, montemos una moratoria o un alquiler social, etc. Las entidades financieras ganando tiempo irresponsablemente (ahora empiezan a vencer aquellos apaños y la situación es igual o pero) y La PAH siendo muy consciente de que estaban engordando una bomba con el clásico cuanto peor, mejor. No Alicia, tu no necesitas tiempo, necesitas dinero, necesitas un trabajo, y el tiempo sólo es necesario si tienes claro como vas a obtener eso.
  • Dice Alicia que cómo va a pedirle a su familia 5.000 euros. Siendo algo muy duro, lo cierto es que al Banco fijo que le pidió mucho más. Si Alicia le pide al banco un esfuerzo, y entiendo que también a la sociedad vía subsidios, digo yo que qué le impide pedírselo a su familia. Otra cosa es que ésta quiera o pueda dárselo.
  • Lo de la amenaza del gestor de recobros con el tema de la asistencia social es de traca. ¿De verdad me quieren hacer creer que desde las entidades bancarias se profieren amenazas de ese tipo? Sin duda, es la conclusión lógica del proceso de criminalización del acreedor que ha desatado la PAH. Lo próximo será que regalaba caramelos envenenados a los hijos de los hipotecados (¿a qué me suenan esos bulos?). Y si en algún caso la consecuencia de quedarse sin casa es ésa, no es desde luego algo buscado por el acreedor, y lo que tienen que manifestar es su disconformidad es a la normativa intervencionista de Papá Estado.

Sí, en el siglo XX los primeros en darse cuenta de la capacidad de los nuevos medios de comunicación de masas fueron los movimientos totalitarios. Las emisiones radiofónicas de Goebbels, las películas de Riefenstahl, el cine propagandístico soviético, fueron un buen ejemplo. Ahora, bajo el título nada sutil de #EJECUCION, tenemos un ejemplo concreto de uso de las plataformas de video en internet para difundir la mentira. Y es que para algunos el fin justifica los medios.

PD: Pero que no se emocionen, a nivel estético siguen estando muy lejos de sus maestros.

En El Blog Salmón | El manual de la Obra Social de la PAH, Vidas hipotecadas, de Ada Colau y Adrià Alemany

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio