Compartir
Publicidad
Publicidad

La progresividad en el IRPF, la justicia tributaria y demás milongas

Guardar
60 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Desde mi incorporación como editor de pleno derecho a escribir en este blog, ha salido en algunos comentarios la justicia tributaria de la progresividad en los impuestos, el reparto de la riqueza y todas aquellas bondades que le queramos colocar como San Benitos a nuestro actual sistema tributario.

Si miramos el IRPF, en donde contribuyen más de 17.500.000 de criaturas con sus prebendas; sus efectos y demás consecuencias, podemos comprobar hasta donde es beneficioso, saludable y justo para nuestro reparto equitativo de la riqueza, posibilidades de contribuir en función de nuestros ingresos y todas aquellas virtudes que le queramos encomendar como impuesto progresivo para ricos por excelencia. Ahhh, no perdonad, el IRPF es el impuesto más progresivo e injusto para pobres que existe. Vamos con los numeritos para incrédulos, a ver si entramos en razón.

Partamos de un ejemplo sencillito para estudiar los efectos tributarios del IRPF y seguridad social en cualquier trabajdor. Supongamos un “Pepe Español”, soltero, sólo con nómina como fuente de ingresos y con contrato temporal. Obviamos los hipotéticos céntimos de rendimientos del capital mobiliario que tiene a bien su entidad financiera pagarle por la cuenta corriente y evaluamos distintos escenarios de nómina.

Como vemos en el fichero adjunto (quién no se crea los datos que los compruebe con el programa Padre por ejemplo), vemos que se pagan impuestos mínimos en un 6,7% hasta un salario bruto anual de 9.840 euros. Sólo paga su seguridad social vamos. Ahora bien, desde 9.840 euros anuales al salario bruto de un mileurista, 15.000 euros brutos anuales por ejemplo, se aumenta este porcentaje hasta el 16.61% sobre el bruto de ingresos. No perdamos de vista la progresividad nunca, es justicia tributaria.

Vamos a extremar la situación, “Juan Español” es un verdadero monstruo en su trabajo, 3 máster, 2 carreras y cinco años de experiencia laboral. Su salario pasa a ser de 40.000 euros brutos anuales y paga de impuestos un 25% sobre el bruto. Bien, ya hemos comprobado que el sistema es progresivo, justo, y donde los que más tienen más pagan….. JA, perdonad que me ría con mayúsculas.

Ahora vamos a por “Juana Española”, que curiosamente le han tocado 126 millones de euros y siguiendo nuestros sabios consejos, ha colocado toda la pasta a plazo fijo y se va a dedicar a vivir de los interesses. Pepa ingresa anualmente un mísero 2% en concepto de intereses, es decir 2.520.000 euros brutos. Tributa por la base del ahorro al 18%, paga en concepto de IRPF 453.600 euros (no nos molestamos en descontar siquiera el mínimo personal) . Una pasta ehhhh.

Por supuesto, pero sólo un 18% sobre sus ingresos. Os recuerdo que Juan Español paga ese porcentaje casi siendo mileurista. Como podemos comprobar el IRPF tal y como está diseñado, realiza un reparto justo y equitativo de la renta, en donde los que mas tienen más pagan y viceversa….. Bien dejando la ironía para otro post ¿Alguien me puede explicar donde se encuentra la justicia tributaria del IRPF?

Espero a los defensores de los sistemas progresivos con los brazos abiertos, a los adalides de los repartos marxistas en donde el que más tiene es el que más tiene que pagar y todas aquellas teorias que queramos poner encima de la mesa. Este IRPF si es una milonga y no lo que cantaba Julio Iglesias por cierto.

Enlace | | Video Original en Youtube
En El Blog Salmón | Las trabas fiscales al crecimiento impuestas por el sistema tributario, ¿Son los impuestos en España progresivos?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos