Compartir
Publicidad

Vehículos más ecológicos, también en América

Vehículos más ecológicos, también en América
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Parece que ha empezado la batalla por explotar de verdad el mercado de los vehículos más respetuosos con el medio ambiente. General Motors y Ford ven aquí la posibilidad de dar la vuelta a unos resultados cada vez más decepcionantes, especialmente después de que el presidente Bush haya reconocido la adicción al petróleo que tiene el país. Y, sobre todo, se proponen competir con la tecnología verde de Toyota que tanto daño les está haciendo,.

A la postre no importa tanto que el estímulo sea económico, si resulta que la nueva práctica va a contribuir a que nuestros nietos disfruten de un mundo más saludable. La mayor automovilística japonesa vendió 250.000 vehículos híbridos el año pasado y tiene en 400.000 unidades el objetivo para este año. Con lo que a sus competidores estadounidenses no les ha quedado otro remedio que apostar fuerte por la alternativa más limpia. No sólo juguetear con algún modelo.

General Motors invertirá 118 millones de dólares en su planta de Baltimore para fabricar un vehículo que sea capaza de funcionar en un 85% con etanol procedente presumiblemente de la caña de azúcar. Ford le seguirá los pasos, si bien Honda Motor, que fue precisamente la empresa que introdujera los híbridos en el mercado estadounidense en 1999, no tiene como preferencia este mercado alternativo.

Lo cierto es que la cuenta atrás por las reservas de crudo hace tiempo que ya está en marcha y la luz roja se ha encendido en los últimos tiempos. Tanto es así que hasta el irreductible Bush apuesta por las fuentes de energía alternativa. ¿O es sólo campaña para recuperar los votos de popularidad perdidos? Como sea, resulta casi milagroso viniendo de alguien como él, tan ligado personalmente al mundo del petróleo, reacio a firmar en Kyoto contra las emisiones de gases de efecto invernadero y dispuesto a destrozar la reserva natural de Alaska en busca del oro negro.

Por conciencia o por interés, se ha abierto un nuevo nicho de mercado. Y los fabricantes de coches pelearán por él con todas sus armas. Los autobuses a base de hidrógeno ya se mueven por algunas de nuestras calles, pero los utilitarios no llegarán hasta el 2008. Su precio será el mayor reto para hacerlos populares. Vía | "MSNBC":http://www.msnbc.msn.com/id/11131863/#storyContinued

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos