Compartir
Publicidad
Publicidad

Aumenta la crisis, desciende el patrimonio

Aumenta la crisis, desciende el patrimonio
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando tienes un buen nivel de vida y unos ingresos constantes es muy habitual, o al menos lo era hasta la fecha, que una de las inversiones más importantes que realices con él sea en patrimonio de diversa magnitud; no sólo para su usufructo, sino para que además en momentos de necesidad puedas venderlos para conseguir una liquidez casi inmediata.

El patrimonio por tanto hace una labora fundamental en nuestra sociedad, primero como reserva económica o ahorro personal, en segundo lugar desde el punto de vista fiscal o impositivo el patrimonio hacía una labor importante tributando aparte en el Impuesto del Patrimonio como una fuente de ingresos interesante para la Agencia Tributaria. El Euribor se encuentra en mínimos históricos, tanto el gobierno como el Banco de España presentan un modelo de esta crisis en la que parece que el PIB ha alcanzado su mayor contracción y se ha pasado lo peor ¿pero entonces por qué sigue descendiendo el patrimonio?

La explicación es sencilla y estaba casi apuntada anteriormente, la situación de una falta de cash flows en una economía familiar, la falta de ingresos de forma constante en la que influye mucho la actual tasa de desempleo, puede hacer que se llegue a una situación de venta del patrimonio para conseguir una cantidad de dinero aceptable que otorgue una la estabilidad económica durante unos meses.

Tenemos que darnos cuenta que hasta ahora muchos de nosotros si pasábamos por una situación así, años atrás, teníamos varias opciones sencillas: la obtención de un crédito hipotecario nuevo sobre nuestra vivienda, una renovación de las condiciones o un préstamo personal que nos ayudara a pasar el bache; ahora eso es muy difícil, estamos en un momento en donde el crédito casi llega a los agentes financieros por lo que no podemos contar con esta alternativa.

Las repercusiones para el Estado desde el punto de vista fiscal aún no están muy claras, en primer lugar el Impuesto sobre el Patrimonio en sí mismo dejó de existir, en segundo lugar y respecto a los gravámenes de la operación es evidente que para conseguir una venta siempre hay un comprador, por lo que siempre quedarán registradas las tasas impositivas correspondientes de dicho bien. Sólo hay una excepción, ante de situaciones de embargo, en donde los bancos se hacen titulares jurídicos de las viviendas.

En definitiva, el descenso de patrimonio personal era algo inevitable con la subida del desempleo, la caída del crédito además ayuda de forma clara también a esta evolución descendente y seguramente mostrará según se recupere una contraposición directa con la evolución que siga también el nivel de patrimonio.

Vía | yahoo finance En El Blog Salmón | Patrimonio Imagen | flattop341

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos