Compartir
Publicidad
Publicidad

El Banco de España intenta apretar más las clavijas al gobierno

El Banco de España intenta apretar más las clavijas al gobierno
Guardar
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

 

El gobierno de la nación ha emprendido los mayores recortes de la historia reciente de nuestro país, con una reducción de la retribución de los empleados públicos, una subida impositiva de carácter general, y una disminución de distintas partidas de gasto, con el objetivo de contener el gasto público para reducir en última instancia el déficit fiscal.

Pero a pesar de ello, la máxima institución financiera de nuestro país, dirigida por Miguel Ángel Fernández Ordoñez, no tiene clara la suficiencia de las medidas descritas en el párrafo anterior, y advierte al gobierno con la siguiente afirmación:

El Gobierno debe estar preparado para instrumentar medidas fiscales restrictivas adicionales si la consecución de los objetivos presupuestarios se viera en peligro.

Por otra parte el Banco de España, tiene serias dudas sobre la materialización de algunos de los propósitos del ejecutivo de Rodríguez Zapatero, a la hora de aterrizar ciertas actitudes que ha manifestado en el terreno fiscal, como por ejemplo la reducción del techo de gasto público en un 7,70%.

Entre otros motivos, el hecho de que este presupuesto no se gestione de manera íntegra por el gobierno central de la nación, sino que también intervienen en su planificación y ejecución las Comunidades Autónomas, las diputaciones provinciales y las corporaciones locales. Hace que sea mucho más complicado e incluso imposible actuar de manera unilateral, con un objetivo común.

Por ello, Fernández Ordoñez pide al gobierno mayor claridad y concrección a la hora de especificar sus planes de recorte del gasto público.

Como ya hemos comentado en El Blog Salmón, el Ministerio de Economía de nuestro país, tiene unos deberes un tanto ‘más complicados’ que los ministerios homógolos de nuestros vecinos europeos, una vez más por las peculiaridades que rodean a nuestra administración pública.

Una administración ineficiente y dividida, en la que cada jurisdicción administrativa vela, egoístamente, por los intereses que le preocupan, olvidando de manera irresponsable cuáles son aquellas prioridades que tiene el país, ignorando el interés general.

En mi opinión, las afirmaciones del Banco de España son muy pobres, ya que aún más importante que el apuntar que el gobierno debe preparar nuevos recortes, debería invitar a una reestructuración urgente de la función pública que es la raíz del problema.

Vía | Cinco días
En El Blog Salmón | Banco de España da un toque de antención a la CAM
Imagen | antoniotajuelo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos