Compartir
Publicidad
Publicidad

El Palomares de Rodríguez Zapatero

Guardar
4 Comentarios
Publicidad

España, 1966. Un B52 de la aviación norteamericana sufre un accidente en pleno vuelo. Cuatro bombas termonucleares se precipitan sobre la pedanía de Palomares, Almería. Tres son localizadas rápidamente, pero una cuarta se precipita en el mar. Tarda más de 80 días en ser recuperada. Manuel Fraga, Ministro de Información y Turismo, conjuntamente con el embajador de los EEUU, y el Jefe de la Región Aérea del Estrecho, se pegaron un bañito en las aguas afectadas por el incidente.

Desde Unience, le recomendaban a los EEUU darse un baño a lo Palomares. Que los grandes lideres empresariales y políticos fuesen vistos comprando, consumiendo, apostando por el producto norteamericano. Confianza y más confianza. Y parece que alguien, aunque no sea en los EEUU, les ha hecho caso. Si, nuestro Presidente, el líder del optimismo antropocéntrico.

Resulta que se planto el día 28 del presente mes en unos grandes almacenes de Jerez, y adquirió tres libros, gastándose el fortunón de 60 euros. Quizás un guiño para estimular el consumo, para evitar que se cumplan esos pronósticos negativos fruto de la quintacolumna. Nuestro Presidente no se arredra ante nada, y el se pone el primero de la cola, que corra la voz que apuesta por el consumo. Y ya puestos, que en el lote vaya algo de Millás y Saramago, que son de la cuerda

Hasta aquí el chiste. No se si es una inocentada o no. Si no lo es, llama poderosamente la atención el que tenga que ir personalmente a comprar esos libros. Huele a propaganda. Pero ya puestos habrá que pedirle que sea más audaz:

  • Que se compre dos o tres pisos en Seseña, que están que lo tiran. No creo que tenga problema alguno con el endeudamiento. Eso si que sería un mensaje de confianza en el mundo inmobiliario español.

  • Que invierta en Bolsa, apalancado a ser posible, un cantidad golosa de su sueldo. No hablo de valores concretos, evidentemente. Hablo de un indice o través de un fondo. Emilio Botín le pude dar buenos consejos al respecto.

El caso es que, dicha compra de Rodríguez Zapatero me ha resultado casí tan simpática como ese momento del NO-DO en que nos demuestran, vía movimiento de brazos del diplomático norteamericano, que esas aguas estaban la mar de ricas.

Vía|Unience

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos