Compartir
Publicidad

FMI reduce proyección de crecimiento económico de EEUU

FMI reduce proyección de crecimiento económico de EEUU
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El Fondo Monetario Internacional rebajó el lunes su proyección para el crecimiento económico de Estados Unidos en 2014, desde un 2,8 por ciento a 2,0 por ciento. El FMI indica que la primera economía del planeta sigue sumida en el estancamiento y la recesión y que no volverá al pleno empleo antes de 2017. El mediocre inicio de este año con una caída de -1 por ciento en el primer trimestre es un indicador de que Estados Unidos tendrá un lento crecimiento en los próximos años. Todo esto mientras los ricos y la élite financiera han alcanzando niveles sin precedentes de riqueza, demostrando que la política de rescates del gobierno y la barra libre de dinero ha favorecido a los más ricos mientras la inmensa mayoría de la población se enfrenta a una creciente inseguridad económica.

Este informe llega a los pocos días de una revisión a la baja similar realizada por el Banco Mundial, que redujo su estimación de crecimiento económico de Estados Unidos desde el 2,8 por ciento a 2,1 por ciento. El Banco Mundial también revisó a la baja su proyección para el crecimiento económico mundial del 3,2 por ciento a 2,8 por ciento, lo que refleja un estancamiento en Estados Unidos y la mayor parte de Europa, así como una disminución de las tasas de crecimiento en China, India y los llamados países emergentes. Esto indica que la “recuperación” nuevamente se ha desvanecido, e incluso no podemos descartar que algunos países vuelvan a entrar en recesión.

Para el FMI el bajo crecimiento parece ser la “nueva normalidad” de la economía, algo que hemos llamado estancamiento secular, o estancamiento de largo plazo. Si Estados Unidos alcanza el nivel de pleno empleo el año 2017 (una tasa de desempleo del 5 por ciento), habrá completado una década completa en que el desempleo se mantuvo en máximos desde la segunda guerra mundial. El FMI ha comenzado a darse cuenta que el mercado del trabajo es muy débil y que no se normaliza rápidamente. Además el desempleo a largo plazo es alto y la tasa de actividad es muy inferior a la que se puede explicar por factores demográficos pese a que los salarios están estancados.

El creciente empobrecimiento de la clase trabajadora se puede ver en los datos de consumo. Las cifras de ventas minoristas de Estados Unidos reportaron la semana pasada una caída del 4 por ciento y muy por debajo de las expectativas. El consumo es responsable del 70 por ciento del PIB de Estados Unidos y si en el primer trimestre, pese al aumento en el consumo de 3,3 por ciento, se registró una caída general de -1 por ciento, la caída en el segundo trimestre podría erosionar aún más el dato del PIB anual, Uno de cada seis estadounidenses vive por debajo del umbral de la pobreza y uno cada cinco niños es un miembro de una familia que está por debajo de la misma línea.

El informe del FMI recomienda mantener la tasa de interés de la Reserva Federal en casi cero por ciento, pero esta es una receta que infla aún más los valores de activos, como acciones o bienes raíces, lo que permite a los más ricos aumentar su riqueza a mayor velocidad mientras los más pobres ven incrementada su miseria, como confirma un reciente informe del Boston Consulting Group. Este informe confirma que los patrimonios individuales por sobre 100 millones de dólares vieron su riqueza aumentar en 19,7 por ciento en 2013, mientras que el crecimiento del PIB mundial fue de apenas un 2,9 por ciento.

Lejos de resolver la crisis estructural del sistema económico vigente, la política de crédito barato para la elite financiera ha creado las condiciones ideales para una nueva crisis financiera. Las burbujas en activos inmobiliarios o en renta variable se han hinchado a cifras siderales que crean serios problemas para la estabilidad financiera. El estallido de esta burbuja se puede producir en forma desordenada y generar un tsunami devastador en todo el sistema financiero. Las respuestas de los bancos centrales para contrarrestar la crisis 2008/2009 generó mayores burbujas y sentó las bases del nuevo colapso financiero.

En El Blog Salmón | Economia de Estados Unidos se contrae a su nivel más bajo en tres años

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio