Compartir
Publicidad

Francia vela por nosotros

Francia vela por nosotros
10 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Se acerca el verano. Es entonces cuando me acuerdo de aquellas largas, largas vacaciones, con mi familia. Recuerdo especialmente los largos desplazamientos por carretera. Largos por la distancia, y largos por los medios: Carreteras nacionales y automóviles sin aire acondicionado y con cuatro marchas. Casi nada.

En nuestro caso, dadas las limitaciones que teníamos para entretenernos, nos dedicábamos a cosas tan impactantes como identificar la procedencia de los coches que nos cruzábamos por la matricula correspondiente. Pero si llegaba la noche el juego se fastidiaba. Entonces únicamente se distinguía a los vehículos franceses del resto. ¿Por qué, dirá alguno? Por que eran los únicos cuyas luces delanteras emitían una luz amarillenta, frente a la blanca del resto. Parece ser que el Gobierno francés consideraba que eran las únicas admisible para vehículos comercializados en Francia.

¿El motivo manifestado? Proteger la vista de los franceses. ¿Motivo real? Una medida proteccionista, una china en el camino de fabricantes no franceses. Vamos, que la salud ocular de sus ciudadanos no era lo suficientemente importante para los gobernantes galos como para impedir la circulación por su territorio del resto del parque móvil mundial. Sólo se buscaba dificultar su comercialización.

¿Sorprendidos? Pues me temo que las viejas costumbres permanecen. Sarkozy, el de la alegría interior bruta, ha propuesto aplicar un IVA reducido para aquellos productos alimentarios ecológicos. Y la Unión Europea, encima, acoge la idea con intención de estudiarla. Lo ecológico, lo verde, vende. Y viene estupendamente de cara al brutal proteccionismo que impone Europa en sus fronteras.

¿Proteccionismo?, ¿de qué habla éste? Creo que tras la apuesta del marido de la Bruni se encuentra el lobby francoalemán agricola-ganadero. Lo bby que ha sido durante años el principal beneficiario de las ayudas directas e indirectas de la UE a los sectores productivos, sobre todo si consideramos su valor añadido. Lobby que ha sido amparado frente a la competencia exterior con una política arancelaria que ha impedido el progreso de numerosos países del Tercer Mundo. Países que han acabado siendo subsidiados por la UE. Todo ello, a costa del sufrido contribuyente europeo.

Como la presión popular contra este tipo de practicas comienza a ser molesta algunos se han puesto ecológicos. Y es que, seamos serios, los principales beneficiarios de esta rebaja serán los productores de estos países. La producción "ecológica oficial" es cara, y requiere condiciones que difícilmente podrán cumplir los competidores del lobby, que se encontrarán como la fiscalidad nivela lo que el mercado no. Ya se encargará la UE de redactar la Directiva para que así sea.

Alguno me dirá que no es justo tratar igual a unos productos que a otros. Claro que no es justo, pero quien debe darles un trato diferente son los consumidores, que deben ser los que aprecian de verdad el valor de estos productos "ecológicos", por encima de su precio( ¿o es que no son tan distintos?). Pero es evidente que no se confía en el juicio del consumidor (como ocurre con alguna asociación de consumidores).

Pero bueno, siempre es mejor esto a que los agricultores franceses les expliquen como entienden la ecología.

Vía | El Economista

En El Blog Salmón | El libre comercio vale la pena, Los proteccionistas ganan en agricultura

Foto | Camille Julian

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos