Inflación y cuentas públicas: los famosos recortes de 2010 serían menos que la subida de pensiones de este año

Inflación y cuentas públicas: los famosos recortes de 2010 serían menos que la subida de pensiones de este año
4 comentarios
HOY SE HABLA DE

En 2010 la economía española se venía abajo, literalmente. Una crisis devastadora llamaba a la puerta y el Gobierno de Rodríguez Zapatero iniciaba una senda de recortes que después aumentaría el PP para evitar un rescate total de la economía española.

Esos recortes de ZP, que hicieron clamar a la sociedad y al país al ser nunca vistos (luego quedarían en poca cosa), consistían en una reducción del salario de los funcionarios del 5%, congelar las pensiones públicas en 2011, recortes a las políticas de dependencia que precisamente había puesto en marcha como uno de los baluartes de su presidencia, etc.

En total fueron 10.000 millones de euros de recorte de gasto, una cantidad que hizo a muchos llevare las manos a la cabeza...pero que puede quedar en anécdota si la inflación sigue a estas cotas y el Gobierno actual sigue con su plan de revalorizar las pensiones en función del IPC.

Sí señores, los recortes de Zapatero se van a ver superados por el gasto extra en pensiones que vamos a tener si sigue este ritmo: 13.000 millones de euros.

El que hizo la ley se hizo la trampa

Hace unos meses, el Ejecutivo aprobó una ley para revalorizar las pensiones públicas en línea con el IPC y piensa cumplirla, como ya ha anunciado. Esto significa que si la inflación sigue a los niveles actuales, en máximos por encima del 10%, el próximo año ese gasto extra en pensiones se traducirá en 13.000 millones más de gasto público.

Con lo que al Gobierno le va a costar mucho cuadrar las cuentas del próximo ejercicio solo y únicamente por su propia culpa. Y es paradójico que cuando todo el mundo se empobrece, los pensionistas sean los únicos que se acompasan al coste de la vida.

El problema va a venir cuando Bruselas revise las cuentas el año que viene, porque ahí sí puede pedir cuentas al Gobierno y forzarle a hacer ajustes, es decir, recortes de gasto. Y lamentablemente, tocará donde se suele tocar siempre: educación, sanidad, ciencia, etc.

Porque España tiene que cumplir con los planes que ha enviado a la UE a cambio de los fondos 'Next Generation' y demás ayudas, y con ese desembolso extra en pensiones, que aunque no sea de 13.000 millones va a ser lo suyo, va a desviarse completamente.

Por lo tanto, los recortes de ZP son un buen ejemplo de lo que puede venirse si el combo recesión más gasto público elevado vuelven a darse con otro gobierno socialista y en tan poco tiempo.

Temas
Inicio