Compartir
Publicidad

Japón devastado por ataque deflacionario

Japón devastado por ataque deflacionario
Guardar
14 Comentarios
Publicidad
Publicidad
El mundo moderno, es un tren cargado de municiones.. que avanza en una noche sin luna, y con todas las luces apagadas" Richard Rorty

Por séptimo mes consecutivo los precios en Japón se han ido a la baja en una caída que llega al 2,6%, su mayor descenso en 51 años, dando cuenta que la economìa nipona está siendo devastada por un potencial ataque deflacionario. El gobierno ha declarado oficialmente que la economía se encuentra en deflación y que la continua caida de los precios generará problemas a la incipiente recuperación que se había iniciado.

La debilidad de la demanda interna ha provocado que la segunda economìa del planeta entre en una fase deflacionaria dado que el país está acosado por las persistentes caídas en los precios que empujan hacia abajo los beneficios empresariales y obligan a reducir fuerza de trabajo y deshechar nuevas inversiones.

Mientras una inflación moderada debiera ser visto como un sinónimo de buena salud y de economìas en crecimiento, la deflaciòn es sencillamente lo contrario: la receta màs clara para la miseria económica. Por eso que es tan relevante la pregunta que formuláramos el año pasado ¿Quien ganó con el control de la inflación?, al detectar que el llamado control del precios de la hegemonía monetarista no hizo más que destruir las bases de la solidez económica mundial.

El verdadero cáncer de la economìa no es la inflación sino la deflación. La caída de los precios arrastra los salarios, el gasto en consumo, la inversión de las empresas, los valores de los activos, en un largo proceso de destrucción y de deterioro masivo. La deflación afectó a la economía japonesa desde el estallido de la burbuja inmobiliaria en 1990 hasta el año 2006. Su retorno este año, abre la posibilidad de que Japón viva un nueva inmersión, cerrando las opciones a una recuperación en "V", acercándose más a un escenario de "W", y más honestamente a un escenario en "L".

Los precios han caído 2,6%, los salarios 2,0% y los bonos de invierno se redujeron 14,0%. El Nikkei sigue bajando y el yen se ha revaluado un 6,0% frente al dólar en los últimos tres meses, haciendo menos competitivos los productos nipones y complicando a un gobierno incapacitado de generar más planes de estímulo. La carga de la deuda fiscal se aproxima al 200% del PIB, siendo la más elevada del mundo, y el Banco Central de Japón tiene los tipos al 0,1%. Es decir que tanto la polìtica monetaria como la polìtica fiscal se encuentran con todos sus mecanismos agotados.

En El Blog Salmón | Japón se sumerge en la espiral deflacionaria Imagen | artemuestra

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio