Compartir
Publicidad

Las divergencias de la cumbre del G-20 en Toronto

Las divergencias de la cumbre del G-20 en Toronto
Guardar
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La cumbre del G-20 que estos días se está celebrando en la ciudad canadiense de Toronto, está evidenciando que los objetivos e intenciones de los distintos países que se pusieron de manifiesto en la anterior ocasión, lejos de alcanzar un consenso para la salida de la crisis, cada vez se encuentran más opuestos.

A la vista de las últimas declaraciones públicas efectuadas por los intervinientes más relevantes en la citada cumbre, tenemos que destacar la coexistencia de dos frentes bien marcados, por un lado está Estados Unidos, partidario de revitalizar el consumo, y cimentar la salida de la crisis con ahorro e inversión. Mientras que por otro lado están las potencias europeas y Japón, partidarios de la austeridad presupuestaria y la reducción del déficit.

En palabras del secretario del Tesoro estadounidense, Tim Geithner:

Algunos países como Japón y otros en Europa tienen que hacer más por aumentar la demanda y no solo rebajar sus déficits… Solo unos cuantos países como Grecia y España debían adoptar estas medidas de consolidación, como han hecho, para dar confianza a los mercados.

Además de:
China, que recientemente anunció el despegue del dólar en la cotización de su divisa, y EE UU están empezando a hacer lo que les corresponde para animar la economía global: ahorrando e invirtiendo.

Por su parte, la canciller alemana, Angela Merkel, muy criticada por los estadounidenses, afirmaba en la televisión alemana ZDF que:
Hay un amplio consenso sobre la necesidad de poner en orden las finanzas de cada país y que recortar su déficit no va a hacer descarrilar el crecimiento.

Con ello, se postulan dos paradigmas muy heterogéneos en cuanto a qué debemos hacer de forma multilateral para salir de la crisis. Es respetable que cada país tenga una forma de entender la economía, porque partimos de la base de que todos las ‘formas’ no son perfectas. Además de ello, las situaciones de cada país y la fase del ciclo por la que atraviesan son muy heterogéneas.

Esta cumbre, cada vez más, corre el grave riesgo de enfrentar posturas más que buscar una solución consensuada sobre la salida de la crisis económica, razón de ser elemental para la cual fue creada.

Vía | Cinco Días
En el Blog Salmón| La agenda propuesta de la OCDE para la siguiente G 20
Imagen | rob-sinclair

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos