Compartir
Publicidad

Libertad y Propiedad: Mises, en 1958

9 Comentarios
Publicidad

Princeton, 1958. La reunión anual de la Sociedad Mount Pelerin cruza el Atlántico. En la misma se va a producir una memorable intervención de Ludwig Von Mises, bajo el título de Libertad y Propiedad, de la cual queda constancia a través de una grabación, que es con la que arranca este post.

Si en el post en el que presentaba el documental, Libertad y Economía, el legado de Ludwig Von Mises, indicaba que éste era una suerte de introducción al pensamiento austriaco, en esta ocasión subimos un tanto el nivel y nos dirigimos al meollo del asunto de la mano de Mises. Sin embargo, y antes de entrar directamente en el asunto, conviene tener claro el contexto en que se celebro dicha reunión en 1958.

Digamos que, ya desde años antes se venían recrudeciendo las tensiones internas entre la corriente austriaca, representada por Mises o Hayek, por ejemplo, y los representantes de otras escuelas como la Ordo o la Economía Social de Mercado, lo que acabaría posteriormente en el triunfo de estos últimos y el ascenso de la Escuela de Chicago. En esta batalla ideológica es donde podemos encontrar los orígenes del término neoliberalismos, el cual ha sido convenientemente usado por los enemigos comunes de ambas lineas de pnesamiento. Los interesados en conocer los detalles del asunto pueden leer este interesante artículo, y complementarlo con éste otro (a ver si así dejamos de hablar de neoliberales a tontas y a locas).

Así que en la disertación, que gira respecto a la íntima relación entre la libertad y la propiedad, de tal modo que Mises no entiende posible que exista la primera, ni económica ni política, sin la segunda, más allá de la soberanía del consumidor o de las críticas a los estatismos de derechas o izquierdas, se desliza una advertencia contra dichos gradualismos, contra esas terceras vías, muy sutil, pero ahí está.

PD: Fuera de la linea general del discurso, me quedo con la defensa que hace Mises del papel gubernamental, así como en la broma que realiza respecto a la relación entre Marx y Engels, con independencia de que comparta ambas opiniones o no, pero he de reconocer que tienen su aquel.

En El Blog Salmón | Economistas Notables: Ludwig von Mises

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos