Compartir
Publicidad
Publicidad

Polémica sobre España en el blog de Paul Krugman

Polémica sobre España en el blog de Paul Krugman
Guardar
32 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Paul Krugman, premio Nobel de economía 2008, ha montado un interesante debate sobre la situación económica de España en su blog. En una entrada que escribió hace dos días dijo que al no tener una moneda independiente, la forma de ser más competitivos era bajar los salarios, lo cual es un proceso muy doloroso.

Algunos de sus comentarios compararon la situación de España en la Unión Monetaria a la situación de Florida en EEUU. Tienen una crisis inmobiliaria similar, es un lugar de retiro para el resto del país, y tienen una moneda común. Hoy Krugman ha dicho que lo que diferencia a Florida (y EEUU) de España (y Europa) es las migraciones. Si Florida se hunde y deja de ser competitiva, al no poder devaluar su moneda, la gente emigra a otros Estados donde haya trabajo. Los salarios no tienen por qué bajar para ser competitivos. Sin embargo en Europa hay menos migraciones debido a la diversidad de idiomas, que son una barrera muy fuerte para buscar trabajo en países más prósperos.

En este último punto estoy de acuerdo, la poca facilidad para emigrar es desde luego una traba para la recuperación económica. Pero no estoy tan de acuerdo en que la única salida que tiene España para ser competitivos es que los salarios bajen. De hecho, los salarios en España son más bajos que en casi todos los países de la zona Euro (exceptuando, posiblemente, a Portugal y Grecia).

El problema es que estamos intentando ser competitivos en productos y servicios de poco valor añadido. Estamos intentando competir con el este de Europa y con China. Y allí los salarios son mucho más bajos. Si ese es nuestro futuro, entonces Krugman tiene razón y vamos a sufrir mucho.

Lo que tenemos que hacer es intentar competir con Alemania, con Francia, con Reino Unido, con EEUU. Ofrecer servicios y productos creados aquí de alto valor añadido. En eso sí que seríamos competitivos porque nuestros salarios son más bajos ya, no hace falta que bajen. De hecho incluso pueden subir.

Y por supuesto los procesos de muchas empresas deben ser más eficientes. Las estructuras también. Para ser competitivos no sólo hay que bajar los salarios, hay muchos gastos de las empresas que son superfluos, que se pueden optimizar.

Nos toca a nosotros elegir cómo salir de la crisis. Por la vía del sufrimiento eterno o por la del cambio de mentalidad.

Vía | Paul Krugman (I y II) En El Blog Salmón | Paul Krugman quiere la recuperación del pelotazo Imagen | rahego

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos