Compartir
Publicidad

El Plan de Tesla - parte II

Guardar
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Tesla ha dejado de ser Tesla Motors y se ha fusionado con SolarCity. La empresa a partir de ahora, como ya anticipamos, está dejando de ser un fabricante de coches para ser algo más complejo, algo que como planea el futuro Elon Musk, puede que no tenga nombre todavía.

¿Cómo denominar a una empresa que vende coches, soluciones de movilidad e instalaciones eléctricas para el hogar? La verdad es que es algo bastante difícil de definir. Porque en la práctica la vista de Tesla no está enfocada sólo a los tres modelos que ya produce (S, 3 y X) o incluso un nuevo modelo (el Y), sino a otro tipo de futuro.

Eso sí, antes de saber a dónde va, empecemos por recordar cómo hemos llegado hasta ahora, un fabricante de tres modelos, uno de ellos todavía por empezar a fabricarse en serie y con cientos de miles de reservas pendientes.

El plan original de Tesla Motors

El plan original de Tesla Motors se componía de cuatro fases, y estuvo en la web de Tesla disponible para ser leído por cualquiera que quisiera. A pesar de ello, se le escapó a muchos, aunque no a nosotros, básicamente el plan de Tesla se resume del siguiente modo:

  1. Construir un coche eléctrico de bajo volumen y alto precio
  2. Con los beneficios de este, construir un coche de mayor volumen y a un precio más asequible
  3. Con los beneficios que de el segundo coche, construir un coche más asequible y de mayor volumen
  4. Mientras, proveer de soluciones de energía los hogares sin emisiones (que se están convirtiendo en paneles solares y baterías)

El primer paso fue el Tesla roadster, el segundo paso fue el Model S (que es lo que verdaderamente hizo a Tesla saltar a la fama) y el tercer paso es el recién presentado model 3, que aunque hay cientos de miles de personas deseando adquirirlo, todavía no se ha empezado a poner en circulación.

De momento, como djo un comentarísta de este blog, el Model 3 no deja de ser la campaña de Crowdfunding que más dinero ha recaudado de la historia (puesto que los cientos de miles de reservas implican un depósito de 1.000 dólares, para un coche que seguramente no será entregado hasta dentro de varios años), pero todavía no tenemos el Model 3 en marcha.

En el punto cuatro, podríamos poner la venta del producto Tesla PowerWall, un accumulador doméstico y más recientemente la fusión con solar City (un instalador de paneles solares).

Pero si este plan ha tardado diez años en estar casi completado, posiblemente ahora quedan otros diez o quince para poder dar por finalizado el segundo plan así que veamos por dónde pretende mover Elon Musk la empresa en los próximos diez o quince años.

El plan de Tesla, parte dos

6974911851_660678bb11_o.jpg

En el futuro Tesla quiere atacar varios puntos, pero esta vez no aparecen ordenados como antes, sino que son varios objetivos para ir consiguiendo a la vez. Quizás hay que decir que esto tiene sentido, cuando Tesla comenzó apenas había coches eléctricos en el mercado y sus recursos y experiencia eran mucho más limitados. Ahora con dos modelos generando ventas e ingresos (los modelos S y X) y un tercero en marcha, se pueden asumir más frentes.

El primero es integrar el almacenamiento y la generación de energía, eso se va a conseguir combinando la experiencia de baterías de Tesla, su producto PowerWall y las instalaciones de SolarCity.

El siguiente paso es expandirse a otras formas de transporte. La visión es la siguiente, el model S y el model X cubren tan sólo unos pequeños nichos de transporte, mientras que el model 3 cubrirá muchos más. No ven necesario poner un modelo más barato (y tampoco creo que quieran estropear el aspecto premium de la marca), pero sí están pensando en Pick Ups, autobuses o camiones eléctricos. Incluso que dichos autobuses y camiones sean autopilotados (Tesl es uno de los dos fabricantes que ofrece una conducción semi autónoma, siendo el otro Mercedes-Benz). Según ellos dejaría de haber conductores para haber “gestores de flotas”.

También hablan aquí de cambiar completamente el diseño de los autobuses, por ejemplo con puertas laterales y que estos nos lleven de un lugar a otro en vez de a destinos finales.

También está la conducción autónoma. Los Tesla Model S que hay por las carreteras están aprendiendo unos de otros. Además la conducción autónoma actualmente es más segura que la humana, pero todavía no lo suficiente. Cuando esta llegue a serlo, el mundo puede cambiar bastante.

Porque aparte de autobuses y camiones, los coches podrían convertirse en taxis cuando no los estemos usando. Compartir el Tesla incluso permitiría que los propietarios de los Tesla tuvieran una fuente de ingresos permitiendo que su coche funciones cuando ellos no lo usan como un vehículo de un servicio equivalente a Uber, o incluso puede que Tesla no lance el servicio propio, sino que reaqluile los coches a estos servicios. aunque creo que es muy probable que quieran quedarse todo el mercado ellos. Esta es la cuarta línea de trabajo, en la que va a ir trabajando Tesla en los próximos años.

No todo es de color rosa en Teslalandia

Como ya hablamos, Tesla puede que acabe siendo la empresa de energía y movilidad del futuro, pero va a tener serios problemas en los próximos años sólo para asumir los compromisos que ya tiene. Es decir, se trata de un plan maestro bastante bueno y visionario, pero para cumplirlo todavía hay que resolver los problemas actuales.

Algunos de estos ya están en camino, como por ejemplo la primera fase de la gigafactoría en Nevada donde se fabricarán las baterías para los modelos S y X. Pero como ya comenté, el problema no estaba tanto en la fábrica, sino en la producción de litio. Además, existen muchas críticas a la actual gestión de la empresa, no sólo por SolarCity, sino por el ritmo al que Tesla quema cash, sin que los ingresos acaben de compensar este y por la gestión de la crisis del autopilot. Puede que Elon Musk tenga la visión del futuro necesaria, pero la correcta ejecución del mismo también es necesaria. Y no, actuar contra los críticos no va a solucionar los problemas.

Ahora mismo la parte que más necesita Tesla es empezar a generar efectivo a un nivel más rápido del que lo quema, y como alguna vez dije, no es algo fácil en la que considero una de las industrias más difíciles del mundo.

En El Blog Salmón | ¿Invertir en Tesla Motors?

Vía | Tesla

Imagen | The National Roads and Motorists' Association

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio
El futuro del trabajo

Ver más artículos