Compartir
Publicidad
Publicidad

Ferrovial compra en servicios para aeropuertos

Ferrovial compra en servicios para aeropuertos
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ferrovial acaba de pagar 646 millones de euros por la compra de Swissport, la empresa de servicios de tierra (en inglés, handling), prestando servicios a más de 70 millones de pasajeros en 170 aeropuertos en 40 países. Adicionalmente, Swissport desarrolla otros servicios para aeropuertos como el repostaje de aviones, la seguridad en aeropuertos, la gestión de contenedores de carga para aviación (gestionando más de tres millones de toneladas al año) y servicios integrales para aviones privados. En 2004 obtuvo una facturación de 836 millones de euros y situó su flujo de caja (EBITDA-beneficios antes de intereses, impuestos y amortizaciones) en 66 millones de euros. El precio se efectuará a través de un pago de 336 millones de euros por el 100% de las acciones de la suiza y Ferrovial asumirá deuda de 310 millones de euros.

Ferrovial dice que el sector mundial asciende a 26.000 millones de euros y se esperan crecimientos en este sector superiores al 5% anual por el aumento del tráfico aéreo, la liberalización aeroportuaria y la creciente contratación de más servicios fuera por parte de las aerolíneas.

Este es un nuevo negocio para Ferrovial. Una diversificación más, en la misma semana que se ha anunciado que, con socios, negociarán cómo conseguir los servicios de asistencia en tierra de AENA. Los que me han seguido en este blog sabéis que prefiero ver a las empresas simplificar sus actividades y salirse de negocios que no son los suyos, definido de la forma más estricta posible. El argumento que siempre se usa para justificar la diversificación es para que se pueda crear un equilibrio entre los negocios, para que los buenos cubran (es decir, oculten) los malos. Diversificaciones para aprovechar nuevos negocios y/o crecimientos no tienen por qué hacerse dentro de la misma empresa. Las diversificaciones se deben dejar en manos de los inversores. Si ellos, incluyendo los Del Pino (que controlan Ferrovial), quieren entrar en el negocio de Swissport deberían invertir en una nueva empresa independiente y gestionarla de forma separada. ¡Los inversores deberían exigirlo!

Esta compra se anunció en el mismo mes en el cual Ferrovial también anunció la adquisición de la constructora estadounidense, Webber Group, por 220 millones de dólares, unos 178 millones de euros. Una compra en el sector de construcción, ¡muy bien! ¿Una diversificación geográfica? tendríamos que ver si deberían.

Vía | La Gaceta y El Mundo En El Blog Salmón | Empresas no deben cambiar de negocio y ¿De quién es el flujo de caja?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos