Compartir
Publicidad

Tres palos para los accionistas de Unipol

Tres palos para los accionistas de Unipol
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Qué estarán pensando los accionistas actuales de Unipol?

Con la retirada del Banco Bilbao Vizcaya Argentaria (BBVA) de la puja por el banco italiano, Banca Nazionale del Lavoro (BNL), el único grupo que queda, por ahora, es la empresa italiana de seguros, Unipol. En este contexto, ellos lo ven como una victoria el ver la salida del poderoso banco español ahora que, aparentemente, tienen el camino libre para cerrar su operación. En estos momentos de victoria, debemos analizar de quién es esta victoria y qué se ha ganado.

Como parte de esta victoria, los accionistas de Unipol están perdiendo en tres partes y me hace cuestionar la operación, la estrategia y las intenciones de los directivos de Unipol.

Primero, siendo una OPA hostil e inicialmente competida, el precio subió a un premio importante por encima del precio en bolsa del BNL, antes de que comenzó todo esto. Este premio lo pagarán los accionistas de Unipol de una forma u otra. Con la parte que deben pagar en acciones, tendrán que emitir más acciones para pagar el precio más alto, llevando a los accionistas actuales a una dilución adicional. Segundo, Unipol es una empresa bastante más pequeña que BNL y con capital y caja limitados. En este contexto, y para poder pagar la parte ofrecida en efectivo y con poco o nula posibilidad de acceder a préstamos, los ejecutivos de Unipol han decidido hacer una emisión de capital (otra más que la del Primer punto) para levantar la caja que necesitan. El precio de esta emisión se ha fijado a un descuento del 35% comparado precio de Unipol en bolsa, asegurando a los accionistas actuales otra dilución significativa.

Tercero, si los ejecutivos se olvidaran de la compra del BNL y decidieran poner en venta a subasta a su empresa, Unipol, varias empresas de seguros estarían interesadas en una posible compra, además de algunos inversores financieros (los todopoderosos). En este proceso de subasta, los accionistas actuales de Unipol, no solo no tendrían que vender acciones de su empresa a un descuento de 35% (como menciono en el segundo punto) pero podrían conseguir un premio estimado de entre 25 y 35% sobre su precio normal. Este premio no lo conseguirán por no poder vender sus acciones en esta subasta propuesta pero, por ahora, no contemplada y, por lo tanto, es un premio importante perdido.

Siguiendo la estrategia diseñada por sus ejecutivos, los accionistas actuales de Unipol no solo experimentan dos diluciones importantes, descritos en los puntos primero y segundo, pero pierden un premio importante sobre su precio actual, descrito en el tercer punto. Y todo esto para permitir a sus directivos la posibilidad de crear un imperio y para defender un supuesto nacionalismo financiero. ¿Qué clase de sinergias posibles están prometiendo para poder justificar esta pérdida de valor tan importante? Estos ejecutivos están proyectando sinergias de 540 millones de euros, si te lo crees.

¿Qué estarán pensando los accionistas actuales de Unipol?

Vía | Cinco Días y Capital Madrid En El Blog Salmón | La estrategia sutil del BBVA en Italia y ¿Ahora está en manos de los inversores?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos