Compartir
Publicidad
Publicidad

Triodos, un banco diferente

Triodos, un banco diferente
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En 1998 1968 un economista (Adriaan Deking Dura), un profesor de derecho (Dr Dieter Brüll), un antiguo especialista en organización (Lex Bos) y un banquero (Rudolf Mees) crearon un grupo de estudio para analizar cómo se podía gestionar el dinero de una manera responsable. En 1973 crean el Fondo de Garantía Triodos (Triodos Guarantee Fund) para fomentar proyectos y empresas sociales avalando préstamos bancarios. En 1980 crean un banco comercial con sede en Holanda y supervisada por el banco central que se ha convertido en uno de los más activos de la banca ética europea. En 1985 crean un agente de seguros (Triodos Insurance) que comercializa pólizas de salud que incluyen la medicina alternativa y una sociedad de capital riesgo (Triodos Venture) que incia su actividad invirtiendo en energía eólica.

Posteriormente se expande internacionalmente con actividades en Bélgica (1993), Reino Unido (1995) , España (2003), Luxemburgo (2006) y Alemania. Se trata de un banco convencional con las mismas obligaciones que el resto de entidades de crédito pero que al objetivo común de ofrecer rentabilidad para accionistas, inversores y clientes añade el de contribuir a la mejora de personas y medio ambiente. Se trata de un triplete que denominan People, Planet, Profit.

Sus recursos se reparten entre la concesión de microcréditos, el desarrollo del comercio justo y la energía renovable mediante fondos de inversión, capital riesgo y préstamos. A diferencia de otras iniciativas de inversión responsable, no se trata de una elección negativa rechazando aquellos proyectos con ciertas circunstancias (nucleares, tabaco,...) sino en términos positivos dirigiéndose a aquellos proyectos que más valor añadido generan de tipo social, medioambiental y cultural.

A estos requisitos se le añade la viabilidad económica ya que el banco no renuncia a la obtención de beneficios para sus accionistas y de rentas para sus depositantes. El banco obtiene una rentabilidad financiera del 5,6% y unos beneficios de 3,85 millones de euros, de los cuales la mitad se destinan a pagar dividendos a sus más de 12.000 accionistas. El 43% del capital corresponde a inversores particulares y el 57% restante a instituciones de las cuales tienen una participación de más del 5% los fondos de pensiones ABP y PGGM, los bancos Rabobank, Friesland Bank y la aseguradora Delta Lloyd. Estos accionistas poseen derechos económicos de su inversión pero no derechos políticos, que recaen en la Fundación para la Administración de Acciones de Triodos Bank. Se asemeja al caso de las cuotas participativas de las cajas de ahorro o la situación de Mapfre, que es contralada por una fundación.

Sus clientes también ven retribuidos el dinero depositado en el banco. Sus cuentas no tienen comisiones de apertura o mantenimiento. Varios de sus productos son diseñados en colaboración con organizaciones sociales clave en los sectores de nuestra actividad: Amnistía Internacional, Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción, Greenpeace, SEO/BirdLife, WWF/Adena, Intermón Oxfam, Ideas y SETEM. Y siempre garantizan que el dinero será prestado a proyectos que cumplan con sus requisitos de sostenibilidad de una forma análoga a los bancos islámicos que se comprometen a prestar a proyectos que cumplan sus requisitos religiosos.

Más | Triodos Bank

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos