Publicidad

El acuerdo UE China sobre inversiones

El acuerdo UE China sobre inversiones
4 comentarios
HOY SE HABLA DE

Prácticamente a la vez que se firmaba un acuerdo entre la UE y el Reino Unido, el acuerdo del Brexit o EU UK TRACA, la UE llegaba al comienzo de un acuerdo bilateral de inversiones con China. Este acuerdo no llega a ser un acuerdo de comercio como al que se ha llegado con el Reino unido o como al que China llegó con países del ASEAN, Corea, Japón, Australia y Nueva Zelanda, pero es un acuerdo interesante para las empresas de ambas geografías, que deberían pasar a tener sus derechos mejor respaldados por ley a partir de ahora.

Lo primero a considerar es que se trata de un acuerdo de acuerdo, es decir, todavía no está cerrado. Eso es algo que debe de tenerse en cuenta. Se puede ir retrasando los pasos posteriores por parte tanto de Bruselas como de Beijing. La ratificación sería alrededor de 2022 y parece que el Parlamento Europeo quiere incluir derechos de los trabajadores en el acuerdo.

El acuerdo lleva en negociación desde 2013, cuando empezaron las charlas. En 2016 se llegó al consenso de las áreas que trataría este acuerdo, en 2019 se llegó al objetivo de finalizarlo en 2020 (45º aniversario de las relaciones entre la UE y la República Popular China) y mediante videoconferencia se aceleró en septiembre de 2020. El pasado 30 de diciembre se afirmó públicamente que se había llegado a un acuerdo, al borde de incumplir el objetivo de 2020.

Este acuerdo ha sido acelerado también por Angela Merkel, como guinda al pastel de la presidencia alemana del Consejo Europeo. Tambiñén ha sido criticado por dejar aparte los derechos de la minoría Uighur y por los derechos de los trabajadores por parte de Bélgica y Holanda, así por eurodiputado de los verdes Reinhard Bütikofe que es presidente de la comisión del parlamento Europeo para las relaciones con China. Por parte de Polonia se afirma que se debería haber esperado a la llegada de la administración Biden en EEUU.

El EU-China Comprehensive Agreement on Investment (CAI) o Bilateral Investment Treaty (BIT)

2527255716_9ba84a3a83_o.jpg

Según la Comisión Europea se trata del acuerdo de mayor ambición que China ha firmado con un país tercero en inversiones y que más acceso da a inversores extranjeros. Ambas geografías toman compromisos por su lado. Por ejemplo parte del acceso a las energías renovables, que será recíproco.

China se obliga a dejar de forzar las transferencias de tecnología que tanto estaban asustando a los europeos. No habrá interferencia en la libertad contractual de la licencia de tecnología y se protege la información confidencial de los negocios.

China se compromete a que las empresas de propiedad estatal toman las decisiones basadas sólo en criterios comerciales, así como que no discriminan a las empresas europeas. También va a compartir información sobre las empresas de propiedad estatal y consultará sobre las mismas si estas pudieran afectar a los inversores de la UE.

Se obliga a que haya transparencia en los subsidios a las empresas de servicios y se debe consultar en aquellos que puedan tener un efecto negativo a los inversores de la UE. También se incrementa la transparencia en las reglas y medidas administrativas.

En manufacturas es la primera vez que China se compromete a dar acceso a un sector a su socio comercial en sectores como vehículos de pasajeros (de combustión y nuevas tecnologías), equipamiento de transporte y salud y productos químicos. China se obliga a dejar de obligar a las JV que actualmente exige a los fabricantes europeos para vender vehículos.

En servicios hay acuerdos en servicios financieros (interesante con la población china bancarizándose a marchas forzadas), construcción, servicios marítimos, consultiría de gestión, traducciones, investigación de mercados, etc. También se abren los servicios relacionados con auxiliares al transporte aéreo 8el transporte aéreo está limitado mediante otros acuerdos), computación en la nube y servicios de salud privados (también interesante en una población cada vez más rica y envejecida). Esto incluye ciudades interesantes para este sector como Beijing, Shanghai, Tianjin, Guangzhou (Cantón) y Shenzhen, eliminando la obligación de crear JV con entidades locales.

Con China este tipo de acuerdos suelen acusarse que no van a ser cumplidos, aunque en general suelen tener una serie de mecanismos que permiten la ejecución y cumplimiento de los mismos por ambas partes.

Otro acuerdo más en la estrategia de ambas partes

6819364423_14d020747b_o.jpg

Como ya comentamos en 2017, China tenía la oportunidad ante el proteccionismo de la administración Trump, empezar a liderar los acuerdos de libre comercio, y lo hizo con la firma del mayor acuerdo comercial de la historia. Este no es sino otro acuerdo más con el que China empieza a tener más fuerza en la economía mundial.

Por otro lado la UE sigue adoptando acuerdos que le deberían permitir vitalizar su economía, bastante afectada por su falta de dinamismo (especialmente en nuevas tecnologías), la crisis inmobiliaria y la posterior crisis financiera, el Brexit y ahora por la crisis de la pandemia de la Covid19.

Pregunta a los lectores ¿es una buena estrategia este acuerdo o debería haberse esperado a la llegada de un acuerdo trilateral entre China, EEUU y la UE en materia de inversiones?

En El Blog Salmón | Las tres gigaciudades que está construyendo China y Los nuevos socios comerciales de la Unión Europea: Vietnam y Mercosur

Más información | BBC, Global Times, Comisión Europea (1 y 2)

Imagen | Photodiary of an Endless Summer

Imagen | npdoty

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio