Publicidad

Banco Mundial recorta las perspectivas de crecimiento de Europa, EEUU, China y los emergentes

Banco Mundial recorta las perspectivas de crecimiento de Europa, EEUU, China y los emergentes
2 comentarios

Publicidad

Publicidad

PIB zona euro 1996-2013

El Banco Mundial recortó su pronóstico para el crecimiento global y bajó la estimación de 2,4 a 2,2 por ciento, argumentando que la economía registrará un crecimiento más lento que el año 2012, ya que se sufre una recesión más profunda de lo esperado en Europa y una fuerte desaceleración en los mercados emergentes.

En su informe semestral perspectivas para la economía mundial, el banco advirtió que las grandes economías en desarrollo que han impulsado el crecimiento mundial en los últimos años, no experimentarán la misma fuerza que tenían antes de la crisis financiera y tendrán que centrarse en las reformas estructurales para seguir creciendo. El Banco Mundial prevé que el producto interno bruto mundial crecerá 2,2 por ciento este año, por debajo del crecimiento del 2,3 por ciento del año pasado. En enero, el Banco Mundial estimaba que la economía mundial se expandiría un 2,4 por ciento este año. El alto desempleo y la fuerte contracción que sufren los países europeos, que afecta a Estados Unidos, China y los países emergentes, potencia la desaceleración económica global.

Esto confirma que el alto crecimiento previo a estallido de la crisis estuvo fuertemente vinculado con el fenómeno de la burbuja y la expansión del crédito. Como el estallido de la burbuja frenó en seco la expansión del crédito, la desaceleración económica, el desempleo y la caída en el crecimiento han pasado a formar de esta nueva normalidad de la post-crisis que implica un lento crecimiento.

En el informe publicado ayer el Banco Mundial recorta también el panorama para los países en desarrollo, que el año pasado crecieron a su ritmo más lento en una década, hasta el 5,1 por ciento, desde el 5,5 por ciento previsto en enero.

Antes de la crisis financiera global que golpeó al mundo en 2008, los países en desarrollo en anotaban tasas de crecimiento del 7,5 por ciento, mientras que China se expandía a una tasa anual del 10 por ciento. Con los datos de las últimas semanas el crecimiento económico de China está perdiendo rápidamente el impulso, y la desaceleración comienza a cobrar mucha fuerza. Esto hace posible que en 2013 China tenga su tasa de crecimiento más baja en 23 años, hecho que impactará fuertemente en los países emergentes.

En El Blog Salmón | Crisis europea está lejos de terminar Más información | World Bank: Global Economic Prospects

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir