Publicidad

Batería de medidas económicas

Batería de medidas económicas
4 comentarios

Publicidad

Publicidad

Por fin se está viendo algo de actividad al Gobierno español a la hora de afrontar la crisis. Si hace unas semanas teníamos medidas destinadas al sector financiero, que hoy se complementan con la decisión de informar qué entidades se acogen a las ayudas, como debe ser, hoy llega la hora de la gente de a pie.

Las medidas que se han presentado hoy son variadas. La más destacada es que los parados podrán aplazar el pago de parte de su hipoteca durante dos años, con una cuantía máxima de 500 euros al mes y una cantidad máxima de hipoteca de 170.000 euros. Una vez transcurridos estos dos años tendrá que pagarse lo no pagado prorrateado en el resto del tiempo del préstamo (es decir, no se produce una extensión de la duración de la hipoteca). Ya han llegado las primeras críticas a esta medida, debido a que en las grandes ciudades y en los últimos años 170.000 euros, aunque es una cantidad superior a la hipoteca media de España, se queda algo escasa. A mi la medida me parece bien, es dar un desahogo a las familias, cuando por otro lado se ha compensado a los bancos.

Otra medida que se ha presentado hoy es la extensión de las cuentas ahorro vivienda de cuatro a seis años, aunque sólo en situaciones de próxima caducidad. Una medida un poco extraña, ya que lo máximo que permiten ahorrar estas cuentas son 36.000 euros en cuatro años, una cantidad muy pequeña para los precios actuales de vivienda. Ya se merecía una revisión de número de años algo más seria.

También se ha establecido que quienes tengan un salario inferior a 33.000 euros al año y tengan una hipoteca recibirán la deducción por hipoteca directamente en nómina y no en la declaración, para aumentar la liquidez de los contribuyentes. Esta medida me parece positiva, pero habría que extenderla a todo el mundo. Si se establece un sistema de deducción en nómina debe ser para todo el mundo. El mensaje que lanzan es: vale, es tu dinero, lo sabemos, podríamos devolvértelo ya, pero te lo daremos el próximo año porque nos gustan los créditos gratis. Todo lo que se pueda devolver en nómina es justo que se devuelva. Si hay imposibilidades técnicas es comprensible, pero en este caso en el que se va establecer un sistema para evitarlas, no me parece nada justo que se excluya a gente por sus ingresos. Si le pides dinero prestado a la gente hay que pagar por ello.

Otra medida que se ha tomado es ampliar el plazo para el cambio de vivienda habitual sin perder las deducciones fiscales. Es justo, puesto que ahora es un mal momento para vender, pero no creo que ayude mucho, ya que muchas familias lo que están esperando es vender sus viviendas antiguas por un precio que posiblemente no se volverá a alcanzar. Tienen que asumir que los cálculos que hicieron no se van a cumplir.

Por último, dos medidas dedicadas a las empresas y a los autónomos. Primero, la empresa que contrate indefinidamente a un desempleado con cargas familiares tendrá una bonificación de 1.500 euros al año. Medida interesante, aunque no sé qué efecto real puede tener, pues la cuantía no me parece muy alta. La segunda, el que esté desempleado y quiera autoemplearse podrá cobrar el 60% de lo que le queda de subsidio de desempleo de una sola vez, en lugar de 40% que existía hasta la fecha. No sé si tendrá éxito esta medida, pero espero que quien se acoja a ella tenga un capital suficiente para empezar un negocio y que a la larga genere empleo, por el bien del país.

En definitiva, una batería de medidas muy interesantes, en las que se echan en falta incidir más en la formación para recolocar a los trabajadores de sectores en declive, como la construcción.

Vía | El País Imagen | guillaumepaumier

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir