Publicidad

Cómprame una revista porno y te regalo una entrada al teatro

Cómprame una revista porno y te regalo una entrada al teatro
7 comentarios

Publicidad

Publicidad

Interesante cambio de concepto empresarial el que va a poner en marcha la empresa Primas de Riesgo, productora de teatro y espectáculos para evitar que las entradas de sus espectáculos teatrales tributen al 21%. Según cuenta La Vanguardia, van a modificar el objeto social para convertirse en distribuidora de revistas porno, producto que venderán a través de su web y que a la vez, procederán al regalo de una entrada de teatro, para ver por ejemplo representaciones de Calderón de la Barca.

La idea tiene su puntito, para evitar una recaudación indirecta y partamos de la base que usan el porno como reclamo más comercial, dado que podrían decidir revistas sobre la sexualidad de las ranas o monográficos de fútbol, que también tributan al 4% de IVA. El problema es que Hacienda ya tiene previsto este asunto y les va a salir el tiro por la culata, más allá de la propia acción reivindicativa y de protesta.

En el caso de que una empresa "regale servicios" al coste de adquisición que tiene para ella, este servicio por el que no se recibe contraprestación, están sujetos y no exentos de IVA, aunque no tenga derecho a deducción salvo que el sujeto pasivo se limite a prestar el mismo servicio recibido de terceros sin haber deducido el IVA soportado. Ojo con esto, porque el valor acumulado anual por cliente que recibe la atención no puede superar el coste de los 90 euros tampoco.

Es decir, para que esta empresa no tenga que ingresar el IVA equivalente de las entradas de teatro regaladas a valor de mercado, le obligan a que todo el IVA soportado por la preparación de este servicio no sea deducible. Esto implica afinar bien el lápiz, puesto que sus costes de producción aumentan bastante al perder el derecho a deducir, hasta el punto que dudo mucho que la operación sea realmente interesante llevarla a cabo. (Véase sentencias del Supremo sobre caso Damm o resolución del TEAC sobre deducibilidad de los regalos a clientes)

Aparte, nos encontramos con una casuística de fraude de ley bastante curiosa, dado que la actividad principal de realización de producciones de teatro, encubiertas bajo regalos publicitarios, va a tener un volumen de gastos asociados muy superior al propio coste de las teóricas revistas porno que van a distribuir. Esta casuística está contemplada ya como simulación y suele perseguirse bastante en inspección tributaria. ¿En qué quedará esto? No lo sé, pero dudo que Hacienda no llame a sus puertas en breve.

En El Blog Salmón | IVA
Imagen | macrophile

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir