Compartir
Publicidad
Publicidad

Cuando la fuerza dominante de los mercados es el miedo

Cuando la fuerza dominante de los mercados es el miedo
Guardar
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad


La volatilidad extrema no es un signo de salud para los mercados financieros. Sin embargo, en el último tiempo los mercados financieros de todo el mundo están experimentando una volatilidad sin precedentes. ¿Por qué ocurre ésto? Porque todo el mundo financiero ha sido atrapado por el miedo. Y el miedo no solo desata las furias internas sino que también la locura. Ahí, cualquier cosa puede desencadenar un pánico mayor. Cualquier declaración de los políticos, cualquier aviso de posible impago, desata un hundimiento bursátil como lo vivimos hace una semana con Hungría.

Por eso que los políticos deberían ser extremadamente cuidadosos con lo que dicen acerca de las finanzas de sus países. Por eso que la descoordinación y falta de transparencia ha sido una de las faltas más graves de la UE. Cualquier declaración errónea provoca en los mercados convulsiones violentas que pueden enviarlo en la dirección equivocada.


El espíritu del miedo y la irracionalidad se han apoderado de los mercados financieros. Si antes un estornudo en Wall Street provocaba un resfrío en la bolsa de Londres, ahora el mismo estornudo desata una pandemia en Japón, Francia y Singapur. En el entorno enloquecido de los días que corren, cualquier cosa puede desencadenar un pánico mayor. En el entorno actual, el miedo es lo que mueve a los mercados. Y el miedo es la razón de que el euro esté cayendo a un ritmo vertiginoso.

¿Tan mal está la economía europea? Por supuesto. Pero con los mismos argumentos podríamos decir que Estados Unidos y Japón se encuentran en peor estado. La deuda pública de Japón ha llegado al 201% del PIB, y los Estados Unidos no tienen ningún inconveniente para declarar que su deuda pública será de 19,6 billones de dólares el año 2015 (140% del PIB). Pero el dólar y el yen se fortalecen mientras el euro se debilita por el rechazo que despierta en algunos sectores el paquete de rescate europeo. Las diferencia de la UE con Japón y Estados Unidos son claras.

En las actuales circunstancias no sólo debemos acostumbrarnos a la tinta roja o a las vacas flacas. También hay que hacerlo con la esquizofrenia de los mercados que según las declaraciones de Warren Buffett puede ser consecuencia de su efecto narcótico, adrenalínico.

Quienes esperan que los mercados financieros vuelvan a la normalidad tendrán que esperar mucho tiempo. La situación económica actual no va a conseguir nada mejor. Al contrario, espere a ver qué pasa cuando las cosas realmente comiencen a desmoronarse.

En El Blog Salmón | La nueva realidad de los mercados: caos y volatilidad
Imagen | Lyfetime

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos