Compartir
Publicidad
Publicidad

De Presidente de Gobierno a Refinanciador de Créditos

De Presidente de Gobierno a Refinanciador de Créditos
Guardar
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hay días muy cachondos. Días en los que lees noticias, y tienes que fijarte a ver si han hackeado la página. La realidad superando a la ficción. El martes fue uno de esos días, tal y como lo recogía aquí Onésimo. Nuestro Presidente del Gobierno, Rodríguez Zapatero, hace un llamamiento a las entidades financieras para que accedan a seguir financiando al sector inmobiliario. Casí casí suena a esa cantinela de unalimojnitapoelamodedio.

Por un momento he pensado que Rodríguez, de formación jurista con postgrado sevillano de dos tardes en economía, se había metido al negocio, antaño viento en popa, de la refinanciación de créditos. En la práctica, lo que parece estar haciendo es de mediador entre el sector financiero y el inmobiliario, les esta buscando créditos, tanto nuevos como renovaciones de los viejos. Y lo hace el hombre de la mejor manera que sabe. Y, por distintas razones, todo esto me da mucha risa:

  • Me troncho ya que estos políticos, e incluyo a todo el arco parlamentario, se han tirado gran parte de las últimas legislaturas machacando al sector inmobiliario. Sin mucho esfuerzo uno puede acordarse de declaraciones, de reformas legales, de iniciativas abocadas al fracaso, que han perjudicado directamente a este sector. Vamos, de bombero pirómano.
  • Claro que algunos de estos políticos se estan dando cuenta de lo que se les viene encima. Una reducción drástica de los ingresos que perciben las Comunidades Autónomas. Comunidades que tienen un descontrol absoluto del gasto, e incluyo aqui la red de empresas públicas que se han dedicado a crear mientras el Estado se deshacía de las suyas. Y esta ola acabará afectando al Estado: IVA, Impuesto de Sociedades, IRPF...Evidentemente, todo ello va ligado a una desacelaración económica (desempleo, cierres empresariales, etc...) que empezaría a notarse en plena campaña electoral. Parafraseando al slogan de los seguros, ahí les ha dado.
  • A nuestro Presidente nadie le ha dicho que este tipo de gestiones debe hacerse de forma discreta. Manifestar que la cosa esta muy malita sólo conduce a que la Banca aplique uno de sus principios fundamentales: ******** el último. Casí casí parece hecho mal aposta, pero no (releamos el punto anterior). En ese sentido me recuerda a ese tipo de cliente que, por dejadez de tiempo o de ganas, encomienda la gestión de su hipoteca a la típica empresa de reunificación de deudas de mala fama. En si el cliente es bueno, pero sólo por el hecho de ir de la mano de quien va, el crédito bancario se le encarece o se le deniega.
  • Una vez más nuestro Presidente demuestra la concepción que tiene de la economía. Puro intervencionismo. ¿Se va a hacer cargo el de la morosidad en la que puedan incurrir las entidades? Ojalá que no, pues ya sabemos sobre que espaldas recaería. Si quiere tomar medidas que comience por las que le competen. Por ejemplo, que acometa la reducción de la carga fiscal que grava las operaciones inmobiliarias. Vamos, que baje sus comisiones, tanto que anima a bajar las de los demás.

Ah no, que no se trata de éso.

Foto por jmerelo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos