Compartir
Publicidad

Derecho al crédito un error en las propuestas económicas de Podemos

36 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Tal y como ya ha avanzado Alejandro, ayer se publicó el borrador de propuestas económicas del los profesores Navarro y Torres para el debate en Podemos y llegar a un programa económico final para abordar las próximas elecciones generales.

El texto íntegro que han presentado los profesores se puede consultar aquí (PDF - 1,6MB). Antes de seguir desgranando puntos de estas propuestas, quiero hacer foco en uno de los pilares fundamentales de ellas, que es la teórica restructuración del sector financiero y la situación actual del crédito. Aproximando la idea central, los profesores abogan por establecer un derecho constitucional al crédito, planteamiento que es un error garrafal y que apunta a que no se ha evaluado correctamente gran parte del origen de la crisis en la que estamos sumidos y que espero no llegue a plasmarse en programa alguno y menos aún en la ley.

Extracto de medidas de los profesores relativas al sector financiero

  • Puesta en claro cuando antes de la situación patrimonial real del sector financiero y particularmente la de las entidades que han recibido cualquier tipo de ayuda.
  • Establecimiento de un régimen de buenas prácticas y de ética bancaria.
  • Reconocimiento en nuestra Constitución de un principio que consagre el crédito y la financiación a la economía como un servicio público esencial.
  • Creación de banca pública y bancos ciudadanos de interés público sujetos a condiciones estrictas que garanticen su sometimiento al anterior principio y al control ciudadano para evitar la corrupción que se ha generalizado en los últimos años.
  • Mejorar el funcionamiento del Instituto de Crédito Oficial (ICO) para que los préstamos que recibe del Banco Central Europeo (tal como hace la banca privada) puedan ser accesibles a las pequeñas y medianas empresas y a las familias, para que estas pueden recibir la financiación que necesitan con urgencia.
  • Utilización estratégica de los depósitos y liquidez de las administraciones públicas como instrumento para consolidar la creación y funcionamiento de este nuevo tipo de banca pública y ciudadana.
  • Puesta en marcha de nuevas formas de intermediación financiera para solventar las limitaciones que supone el modelo dominante de banca global.
  • Estudio de la posibilidad de creación un banco ciudadano de depósitos.
  • Promover la más amplia discusión posible a nivel nacional e internacional sobre la necesidad de una reforma profunda del sistema bancario.

La primera medida planteada ya la está haciendo el Ministerio de Economía y el Banco de España aunque con tanta opacidad y complejidad, que no vendría nada mal un informe más exhaustivo del alcance de las ayudas financieras recibidas por cada uno, los horizontes de devolución cuando los hay, los avales concedidos y las pérdidas reales que se ha originado en esta crisis y los costes incurridos por cada línea de ayuda.

La segunda, ya existe un código de buenas prácticas y ética bancaria. Supongo que se parte de la base de una reforma de ese código una vez que hemos visto lo bien que lo han cumplido los consejeros de las cajas de ahorros.

Sobre los depósitos de liquidez, pues vale. Ahora mismo, gran parte de los excedentes de Tesorería de las propias administraciones públicas están invertidos en vehículos de deuda pública de otras administraciones. ¿El propio Tesoro se va a meter a banquero? No lo veo, pero tampoco sería tan extraño. Eso sí, ojo con los riesgos que la banca también puede perder dinero.

Banco ciudadano de depósitos no lo entiendo, pero sería una propuesta rompedora de verdad la libertad de emisión de moneda por los ciudadanos y dos medidas más de visión global sobre el sector financiero para ver cómo se puede desintermediar y trocear. Aquí separar banca de inversión y banca comercial, es una cosa que ya existe en otros lugares y no hablamos de nada raro. Eso sí, debería ser medida a rango europeo.

Sobre el ICO, la banca pública y demás, parece que queremos olvidar qué ha pasado con las cajas de ahorros gestionadas por políticos y personas señaladas por los entes públicos. Olvidemos quién es el propietario. Lo importante es el gestor y el pasado ya nos ha demostrado que los políticos y los nombramientos a dedo deben mantenerse cuanto más alejados de los bancos, mejor. ¿Por qué a partir de ahora si lo van a hacer bien esos políticos en los bancos / cajas de ahorros? ¿Palabra de honor de Podemos? Eso, no es argumento.

El derecho Constitucional al crédito, la barbaridad en la ley

El derecho constitucional al crédito es una barbaridad que no hay por donde cogerla y que olvida y hace borrón sobre todo el origen y causa de la crisis actual. Endeudarse no es un derecho ni puede serlo nunca y tampoco podemos permitir que se consagre como derecho un comportamiento que no siempre tiene consecuencias positivas para quién lo hace.

El problema de nuestra economía está también en el endeudamiento privado de empresas y familias. Debemos por encima de los 3 BILLONES de euros sin que hayamos tenido ese derecho y la mayor parte de ese crédito, se destinó en su momento a "sectores productivos" ¿Acaso no era y es productivo e intensivo en mano de obra la construcción e industrias afines? ¿No hemos salido de una burbuja brutal inmobiliaria y se plantea consagrar como derecho la vía para la retroalimentación de burbujas?

Me parece increíble que se pueda siquiera plantear esta propuesta sin tener en el horizonte un escenario de pagos, de viabilidad sobre la operación, un sistema de garantías de devolución... Un impago de crédito hace daño a todos; tanto al deudor por las garantías que aporta, como al acreedor por las pérdidas que le conlleva como para la propia evolución de la economía, de los tipos de interés y del núcleo central de la economía.

Supongamos un ejemplo. Tengo mi derecho al crédito consagrado y creo un proyecto de una fábrica de producción en serie de rabillos para boina. Necesito 10 millones de euros y voy a crear 200 empleos directos. Al cabo de dos años, las ventas no han funcionado (tal y como cualquiera podría predecir) y yo no tengo un solo euro para devolver ese crédito. Vamos a suponer incluso que no tenemos intereses, ni comisiones ni nada. Solo el principal del préstamo. El prestamista (póngase aquí banco de ciudadanos, banco privado o banco público) no se puedo negar a darme ese crédito por derecho constitucional.

Yo no puedo pagar y no voy a pagar y da igual que me embarguen todo, porque realmente una fábrica de rabillos de boina vale cero euros ¿quién repone el agujero creado por ese crédito fallido? Correcto, habéis acertado. Esto lo pagamos entre todos y por ese motivo, creo que es una propuesta bastante desacertada.

En El Blog Salmón | Podemos baja a la tierra con un programa económico más realista

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio