Compartir
Publicidad

Ebay, la última de las batallas empresariales del 'tiburón' Icahn en las grandes tecnológicas

Ebay, la última de las batallas empresariales del 'tiburón' Icahn en las grandes tecnológicas
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Su ‘modus operandi’ es casi siempre el mismo: entra con fuerza en el accionariado de una gran empresa y presiona para lograr cambios importantes de gestión con los que, por norma general, ganará más dinero. Es el tiburón de Wall Street Carl Icahn. Mantiene abiertas multitud de ‘batallas’ pero últimamente las ha librado en gigantes tecnológicos.

Ebay y su obsesión con Paypal. Tomó el 2,15% de las acciones de la compañía y comenzó las presiones. La primera medida que planteó fue desgajar el sistema de pago online, que Ebay compró por 1.500 millones de dólares en 2002. Ante la negativa de la directiva, cambia de estrategia: el pasado miércoles se dirigió de nuevo a los accionistas con la propuesta de sacar a bolsa el 20% que la compañía posee de Paypal. La falta de reacción parece una señal de que la href="http://money.cnn.com/2014/03/20/technology/carl-icahn/">batalla la está perdiendo.

Pero la de Ebay es sólo la última. Aquí otras tres que ha librado en los últimos tiempos:

  • Apple y la recompra. En agosto del año pasado anunciaba su aterrizaje en Apple. Compraba 4.100 millones de dólares en acciones y aseguraba que éstas estaban baratas. Presionó una y otra vez, en muchas ocasiones de manera pública, a Tim Cook, CEO de la compañía, para que se hiciera un plan de recompra por 50.000 millones de dólares (y recibir su parte correspondiente). “Apple tiene demasiado dinero. Y no es un banco”, llegó a espetarle. Unos meses después, se recompraron acciones por valor de 14.000 millones. Él, a regañadientes, se conformó.

  • Dell y el bloqueo de la compra de su fundador. Misma estrategia, aunque con distinto fin. Adquiere casi el 9% del accionista, siendo el segundo más importante sólo por detrás de Michael Dell (16%), su fundador. Éste plantea la compra de la compañía y dejar de ser ‘pública’ e Icahn se opone. Empieza un pulso que acabó en septiembre con la bandera blanca del inversor.

  • Netflix y su venta a un gigante. Mediados de 2012 e Icahn decide entrar en la compañía de vídeo en streaming. Un 10% con el que pretendía presionar para que fuera vendida a un grande con efectivo como Amazon, Google o el propio Microsoft. Tras una lucha sin cuartel, con una maniobra de bloqueo al inversor por parte del CEO de la compañía, Reed Hastings, salió con los bolsillos llenos: un 457% de revalorización en las acciones catorce meses antes y unas ganancias de entre 700 y 800 millones.

Tiene 78 años y un patrimonio calculado en 24.500 millones de dólares que lo coloca en el puesto 25 de la la lista Forbes. Cualquiera en su lugar ya se habría retirado o estaría pensando en ello. Él parece que aún no.

En El Blog Salmón | El lobo de Wall Street, más allá del film de Scorsese Imagen | Andos_pics

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio