Compartir
Publicidad

Encuesta europea sobre el fraude 2011

Encuesta europea sobre el fraude 2011
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La empresa auditora, Ernst & Young, nos trae su última Encuesta titulado "European fraud survey 2011" (Encuesta europea sobre el fráude 2011), donde encuestaron a 2.365, entre empleados y directivos de empresas en 25 países europeos para evaluar el estado de la corrupción en la empresa y en sus actividades y nos dan respuestas muy preocupantes sobre la empresa española.

En España, parecen ser mucho más aceptables el soborno y la corrupción, como vemos en la tabla, donde están bastante más cerca de los países menos desarrollados que de sus vecinos equivalentes. Por lo visto, más del 90% de los encuestados piensan que estas prácticas son aceptables para cumplir con los objetivos empresariales. Aunque hay cosas que son positivas, siguen habiendo demasiadas cosas negativas y a continuación resumo algunas del Encuesta.

ernst-young-fraud-survey-2011.jpg

Entre los españoles, las formas más comunes de actuar, recibiendo aproximadamente el 30% de las respuestas cada una, son las siguientes:

  • Ofrecer regalos o servicios personales.
  • Pagar entretenimiento.
  • Dar efectivo.

Pocos de los encuestados piensan que sus empresas han mejorado sus medidas de control, comparado con hace dos años:

  • Sólo el 56% son conscientes de que sus empresas tienen una política anti-soborno.
  • Sólo un tercio piensa que esta política es una guía clara.
  • Casi 25% de los trabajadores y ejecutivos en ventas, marketing y desarrollo de negocio no tienen claro la relevancia de la política anti-soborno de su empresa y sus actividades.
  • 68% cree que los reguladores o no quieren o no son efectivos llevándo estos delitos hasta el punto de condena.

La Encuesta indica que las buenas prácticas de las empresas son buenas para el negocio:

  • Dos tercios de los encuestados creen que hay beneficios reales para empresas que actúan con ética.
  • 45% prefieren no trabajar en una empresa involucrada en un escándalo mayor de corrupción y soborno.
  • 53% prefieren no contratar servicios de una empresa involucrada en un escándalo mayor de corrupción y soborno.
  • 70% piensan que legislación anti-soborno no impactaría negativamente en el crecimiento económico.

El problema con estos resultados es que todavía quedan muchos por convencer. Que 55% estaría dispuesto a trabajar en una empresa involucrada en un escándalo mayor de corrupción y soborno, dice algo de la situación de desempleo pero dice algo más también. Además, por lo vista a 47% no le importaría contratar servicios de una empresa involucrada en un escándalo mayor de corrupción y soborno.

Finalmente, ha triplicado, de 13% a 45%, el número de encuestados que apoyan más medidas regulatorias, ya que no están viendo suficientes respuestas de sus empresas, aunque todavía queda más de la mitad y los encuestados en favor de más regulación entienden que:

  • 53% piensa que la corrupción y el soborno es tan extendido, que será muy difícil introducir medidas efectivas para reducirlo notablemente.
  • 30% piensa que les falta a los reguladores las herramientas legales necesarias para hacerlo bien.
  • 28% piensa que les falta a los reguladores los recursos necesarios.

El 100% de los empleados y los directivos deben ver mal la corrupción y el soborno y el 100% no debería aceptar actuar de esa forma en su trabajo diario. ¿Es pedir demasiado?

Vía | Cinco Días En El Blog Salmón | Podemos aprender de las políticas de los países en transición, Transparency International nos da su Barómetro 2010 y Los consumidores de los BRIC lideran en responsabilidad social

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos