Compartir
Publicidad

Fin de la huelga de barrenderos, ¿es la mejor solución?

Fin de la huelga de barrenderos, ¿es la mejor solución?
27 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La huelga de los trabajadores de limpieza en Madrid ha llegado a su fin. Después de 13 días de huelga en los que hemos visto de todo (pasividad de la administración, pasividad de las empresas concesionarias, servicios mínimos que se incumplían, trabajadores ensuciando las calles... y en general mucha basura) el conflicto se ha resuelto con un acuerdo entre empresas y trabajadores.

No voy a entrar en si la huelga era necesaria, si ensuciar las calles es legítimo o si la administración podría haber hecho algo para que no durara tanto. Voy a entrar es si la solución a este conflicto era la mejor posible debido a los recortes presupuestarios. Tampoco voy a entrar en si dichos recortes eran necesarios, tomemos esto como una situación inamovible de punto de partida.

Hay menos dinero, hay que reducir gastos

Ante los recortes presupuestarios las empresas concesionarias tienen que reducir sus gastos. Su idea inicial era despidos masivos y reducción de sueldo para los que se quedaran. De inicio esta es la peor de las soluciones y sólo tiene sentido si no hay otra solución.

¿Por qué es la peor de las soluciones? Básicamente porque nadie está contento. Una empresa ante un ajuste de su masa salarial tiene dos opciones: despedir o reducir sueldos. Ya lo hemos tratado por aquí, pero cada una tiene sus pros y sus contras. Si despides pierdes know-how y haces pasar a los trabajadores por una fase traumática, pero los que se quedan siguen en las mismas condiciones. Si bajas el sueldo la gente sigue pero quemada, ya que recibe menos dinero por las mismas tareas.

Si haces las dos cosas a la vez estás destrozando todo: trabajadores traumatizados, pierdes know-how, los que se quedan están desmotivados... esto sólo debería hacerse en una situación de emergencia, cuando de verdad no hay otra salida posible y la viabilidad de la empresa está en serio peligro.

Pero... había otra solución

En el caso de los trabajadores de limpieza había otra solución. No despedir a nadie, incentivar bajas y excedencias, congelar sueldos y un ERTE de 45 días al año. El ERTE hace que durante 45 días cada año los trabajadores no acudan a sus puestos, la empresa no pague y estos cobren el paro (no el 100% del sueldo).

Esta solución puede parecer mala para las arcas públicas, pero en la práctica sale más ventajosa para el erario público que una ronda de despidos tan elevada, ya que dichos trabajadores cobrarían el paro íntegro hasta que encontraran otro trabajo. Es una buena solución para todos.

Ahora bien, esta solución no reduce, ni de lejos, los gastos tanto como la primera solución propuesta por las empresas concesionarias. Por tanto la primera propuesta no era realista, era sólo para tensar mucho la cuerda y poder llegar a un acuerdo más cercano a sus intereses reales. Con la cuerda tan tensa los trabajadores la tensaron en el otro extremo con una huelga salvaje. Para mi todos tienen culpa porque han usado toda la artillería para un acuerdo cercano a sus intereses.

¿Es la mejor solución?

A mi sí me parece la mejor solución. Sin despidos que incrementen la tasa de paro, con poco coste de las arcas públicas (el ERTE) y sin perder excesiva capacidad humana para realizar el trabajo que tienen que hacer (y que es tan visible para los ciudadanos).

Ahora bien, lo que no me parece tan correcto es el camino para llegar a la solución. Cuando la empresa presentó su plan era similar al de una empresa al punto de la quiebra. Lo que han llegado a acordar no tanto. Esta solución es muy a la alemana (vía ERTE en lugar de despidos, lo cual está muy bien) pero el camino ha sido el de una guerra abierta entre patronal y sindicatos en lugar de una negociación sosegada. Tenemos todavía mucho que aprender de los alemanes respecto a conflictos laborales.

En El Blog Salmón | ¿Despido o reducción de sueldo? Imagen | Fran Villena

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio