Compartir
Publicidad

¿Habrá reforma laboral?

¿Habrá reforma laboral?
22 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Un día después de la presentación de una “hoja de ruta” por parte del Gobierno de España sobre por donde debería ir encaminada la reforma laboral, la patronal se ha desdicho de sus palabras de ayer y ahora no le gusta el texto. La situación ahora no es tan favorable a un acuerdo y tengo mis dudas de si se logrará una reforma por consenso.

Y es que parece que están primando los intereses de cada uno antes que los intereses generales. El objetivo de una reforma laboral es que se genere empleo y la economía se recupere (aunque yo personalmente tengo mis dudas de que se destruya empleo por la regulación del mercado de trabajo; si en años anteriores ha servido para generar empleo es que no es tan mala). Sin embargo los sindicatos quieren una cosa, la patronal otra y el Gobierno otra muy distinta.

Por un lado los sindicatos no quieren que los trabajadores pierdan derechos. Para eso están, y si embargo creo que algunos son los más razonables de esta negociación, ya que han incluso aceptado otro modelo de indemnización como es el modelo austríaco que aunque económicamente no afectaría al trabajador puede que le quitara la protección que tiene de ser despedido (mejor no despido que tendría que pagar mucho de golpe).

Por otro lado está el Gobierno que no quiere perder votos rebajando la protección contra el despido y además quiere una reforma por consenso, para que si no funciona no cargue con todas las culpas. Los acuerdos están bien, pero creo que en este caso si no hay acuerdo debería imponer una reforma.

Y por último está la patronal, que ya rompió las negociaciones el año pasado porque sabe que el Gobierno no se atreve a imponer una reforma y con el nivel de paro que hay se pueden cumplir sus expectativas. Además tiene la seguridad de que Zapatero no volverá a salir elegido en las próxima elecciones y la oposición posiblemente aprobaría una reforma más alineada con sus intereses. No le merece la pena pactar.

¿Qué puede pasar? Parece que seguirán negociando, pero con muy pocas posibilidades de llegar a un acuerdo. Y es entonces cuando al Gobierno se planteará, por segunda vez, la posibilidad de imponer una reforma. Y debería hacerlo, más que nada porque en una situación de incertidumbre, a lo mejor muchos empresarios no contratan esperando a que una reforma del mercado de trabajo les sea más favorables. Hay que acabar con este debate rápido, y si tiene que ser por decreto, que así sea.

Vía | El Economista
En El Blog Salmón | El futuro contrato basura para jóvenes de la reforma laboral
Imagen | Orin Zebest

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos