Compartir
Publicidad
Publicidad

José Luís y Miguelín en China

José Luís y Miguelín en China
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

José Luís Rodríguez Zapatero está en China, donde ha hecho lo que tenía que hacer. Hablar bien de España y animar a los empresarios chinos a invertir en España y comprar bienes y servicios españoles.

No me ha gustado ese “España gusta al mundo y gusta a China, es un país atractivo”. Todavía queda mucho por hacer con China, y no sólo por parte del gobierno. Hace tiempo leí un artículo que contaba como los esfuerzos del ICEX y servicios comerciales en China se echaban a perder porque los empresarios españoles tanteaban mucho pero al final no se atrevían y eso poco a poco minaba la imagen del empresariado español en China.

Aparentemente, el pabellón español en la Expo de Shangai está gustando bastante a los chinos. Lo cual me parece estupendo y habrá que felicitar a los creadores. Para muchos chinos ese pabellón va a ser el primer contacto que tengan con España, aparte del Madrid-Barça, toros y la tomatina. No creo que haya sido un desperdicio de dinero, a pesar de la crisis.

El tema está ¿se ha aprovechado bien la Expo para promocionar los productos españoles? Porque aquí entramos en que estamos en crisis y no se puede tirar dinero público.

Pongamos por ejemplo a Francia, Citroën desarrolló un prototipo que han llevado a su pabellón. Se trata del Citroën Metropolis, que próximamente estará disponible en sus concesionarios, aunque obviamente debidamente modificado para ser más funcional. Aparentemente se venderá como DS9. Es decir, entras en el concesionario de Francia y te enseñan como será el futuro de los coches de lujo, que dentro de nada te venderán ellos. El pabellón español tiene un bebé gigantesco y arte moderno.

Pero claro, por otro lado desde el punto de vista de los chinos, van a la expo en su escaso tiempo libre, pagan una entrada que allí no es precisamente barata y cuando entran en un pabellón se dedican a venderles un coche. En cambio en el español ponen al bebé descomunal que llama la atención.

¿Qué es mejor? La verdad es que no tengo mucha idea, pero depende bastante del psicología del consumidor chino. Y estoy seguro que en el diseño del pabellón español no se pensó exactamente ni se hicieron estudios de mercado sobre el tema. Tampoco creo que lo hicieran en los demás pabellones, pero si lo que se quiere es vender España hay que utilizar todas las herramientas de marketing disponibles. Hemos llamado la atención, pero ¿lo hemos hecho del modo adecuado para el consumidor chino?

Más información | Cinco días, El Mundo Imagen | Eugene Regis, Flickr

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos