Compartir
Publicidad
Publicidad

La alarma fallida en la 'crisis de los pepinos' ha dañado las relaciones comerciales europeas

La alarma fallida en la 'crisis de los pepinos' ha dañado las relaciones comerciales europeas
Guardar
21 Comentarios
Publicidad
Publicidad

 

En el día de ayer mi compañero Remo analizó en estas páginas las gravísimas consecuencias que la ya denominada ‘crisis de los pepinos’ está teniendo sobre el sector agrícola español, con un lucro cesante que se estima en unos 200 millones de euros a la semana. Alemania, tras haber puesto el grito en el cielo sin contrastar el origen de la bacteria que ya ha causado 15 muertes en el país germano, situó rápidamente su foco en los productos hortofrutícolas importados desde España, para hoy desmentirlo.

Con ello, Alemania nos ha hecho un flaco favor, máxime cuando se trata de un asunto europeo y sin ningún tipo de evidencia de que las acusaciones estaban bien dirigidas. La ‘crisis de los pepinos’, me ha demostrado una vez más que el juego de poder en el seno de la Unión Europea no es equitativo, demostrando Alemania un alarde de legitimidad artificial para imponer sus intereses frente a los del resto.

Me gustaría saber qué hubiera pasado si en lugar de manifestarse la bacteria en los pepinos, se hubiese manifestado en los productos cárnicos alemanes como las salchichas, previsiblemente el resultado no sería el mismo, puesto que nuestro país no sería visto a través de los mismos ojos, en incluso sería de esperar la recepción de sanciones, merecidas, por un error de este tipo.

Ayer les hablaba sobre una curiosa casualidad, la manifestación de la voluntad de la UE y Japón de emprender un Tratado de Libre Comercio (TLC), con el asunto de los pepinos sobre la mesa. Como ya ha apuntado algún lector en los comentarios de este post y también yo mismo, la mayor parte de las veces se imponen los intereses de los grandes países sobre los del resto en los asuntos comunitarios.

Lejos de pensar que estos países contribuyen de forma caritativa a los asuntos comunes, como puede ser por ejemplo los esfuerzos en lo que respecta a su contribución a los fondos estructurales europeos o la ayuda financiera a los miembros en dificultades, me da a pensar que el ‘lucro’ económico se gesta en estas cuestiones. ¿Será viable el futuro del mercado europeo sin salvaguardar la equidad en los asuntos comerciales entre los países de la Unión por ley? Yo no tengo ninguna razón para creerlo.

En El Blog Salmón | ¿Qué son los Credit Default Swaps?
Imagen | Tenemos un problema con un par de pepinos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos