Compartir
Publicidad

Tenemos un problema con un par de pepinos

Guardar
14 Comentarios
Publicidad


Ya tenemos una crisis del pepino. Ahora mismo, cuatro países de la UE, Alemania, Bélgica, República Checa y Austria han anunciado su decisión de establecer controles y prohibiciones a la comercialización sobre la verdura española como consecuencia de las 11 muertes y algunos miles de intoxicados con la aparición de una bacteria que afecta fundamentalmente a pepinos, berenjenas y por extensión al resto de verduras. La crisis del pepino ha estallado sin saber siquiera cómo y a estas alturas, aún no está claro en qué punto de la cadena de producción y transporte se ha producido la contaminación por esta bacteria.

Mientras tanto, la agricultura española, con un núcleo importantísimo en Almería pierde en torno a 200 millones de euros semanales y a estas alturas, ni el Ministerio de Agricultura ni el resto de mecanismos de controles sanitarios de la UE han identificado el origen del problema. Este tipo de problemas en la cadena alimenticia ponen en entredicho la labor de las autoridades sanitarias y la celeridad en la localización, resolución y erradicación del problema.

Actualmente, nos encontramos con una gran incertidumbre sobre uno de los motores económicos de Andalucía oriental, uno de los pocos que funcionan y si perdemos la entrada de nuestros productos en los mercados europeos, los perjuicios económicos para el levante español pueden ser nefastos. No es sólo la pérdida semanal hasta que se localice el problema, es la pérdida de un mercado potencial europeo en exportaciones de frutas y hortalizas como vehículo revitalizador de la economía.

En el Blog Salmón | La agricultura ¿posibilidad real de inversión?, Europa, la agricultura y el libre comercio siguen hablando, Exportar conocimientos y no comida es bueno

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos