Compartir
Publicidad
Publicidad

La nueva Ley del Juego: adiós a los teletimos mediante llamadas y otras medidas no tan buenas

La nueva Ley del Juego: adiós a los teletimos mediante llamadas y otras medidas no tan buenas
Guardar
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El Consejo de Ministros del pasado viernes aprobó el anteproyecto de Ley de regulación del juego, haciendo especial hincapié en el juego desarrollado a través de internet y otros medios electrónicos. Esta ley, viene a suplir una carencia importante del sector online, fundamentalmente que no paga impuestos en detrimento de los sectores de juegos físicos y por tanto, es una ley justa desde esa óptica.

En otro orden de regulaciones positivas, con la nueva Ley, a las televisiones se les va a acabar el chollo de los concursos telefónicos de dudosa legalidad en desarrollo de las normas, dado que a partir de la aprobación de la Ley, dichos concursos tendrán que estar aprobados por la Comisión Nacional del Juego, como máximo exponente regulatorio en las actividades del juego dentro de nuestras fronteras. En esta tesitura, el teletimo telefónico debe desaparecer y regular un concurso serio y con bases claras. No obstante, la ley tiene algunos puntos bastante negros.

Esta ley tiene un claro afán recaudatorio dado que comienza a gravar los torrentes brutos de las apuestas, de manera independiente a las tasas de juegos y licencias administrativas que también incluye. Sin ir más lejos, en una mera mano de póker, se cobrará un 5% por el total de las apuestas en concepto de impuestos, ojo, tanto para Casinos físicos como para Casinos en la red.

Las funciones de la Comisión Nacional del Juego son máximas, hasta el punto que pueden requerir datos de todo tipo a proveedoras de internet, servicios de pago como VISA o MAstercard y están facultados para desconectar el acceso a webs que no estén autorizadas por la Comisión Nacional del Juego. Muchos pensáreis que en internet no se pueden poner puertas, pero la ley lleva un as en la manga.

Se establece responsabilidad solidaria por los impuestos no pagados a todos aquellos que se lucren de manera directa o indirecta con el juego ilegal. En esta línea, si pensamos por ejemplo en el juego por internet, lucro directo o indirecto tienen desde lue jugadores a los prestadores de acceso a la red o a los medios de pago necesarios para introducir o retirar dinero de los Casinos o webs de apuestas. Léase en esta responsabilidad a Telefónica, VISA, Mastercard u otros análogos.

Tal y como se aprecia, nos vamos a equivocar con una regulación tan restrictiva. Es decir, veo muy lógico que las empresas que se dedican al juego por la red paguen impuestos pero lo que no veo lógico es el establecimiento de unos sistemas tan sumamente restrictivos que expulsemos a las empresas que operan en dichos segmentos.

Estas empresas necesitan seguridad jurídica y un marco regulatorio adecuado para operar. Es preferible, realizar una regulación que proteja los intereses de las empresas y los jugadores de tal manera que hagamos un efecto llamada a dichas empresas y no que creemos un efecto de expulsión de todo tipo de empresas que operan en la red. La regulación tan restrictiva tiene lagunas y aquellos que quieran operar y jugar saltándose la ley, lo van a conseguir antes o después. Cuentan con la tecnología y con la legislación más favorable de otros Estados.

En Actibva | El anteproyecto de la Ley del juego: revolución en la prestación de juegos por internet y resto de juegos En El Blog Salmón | La problemática ley del juego y su futura regulación Imagen | Malkav

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos