Compartir
Publicidad

La regulación de los apartamentos turísticos en Cataluña complica seriamente ser legales a los propietarios

La regulación de los apartamentos turísticos en Cataluña complica seriamente ser legales a los propietarios
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La Generalitat ha sancionado a Airbnb con 30.000 euros por ofertar viviendas de particulares como alquileres turísticos que no cuentan con la correspondiente autorización administrativa para operar como tal en el segmento.

En principio, la Generalitat ha procedido a aplicar su propia ley que estipula que los arrendamientos de viviendas por periodo inferior a 30 días no caben dentro de la Ley de Arrendamientos Urbanos para viviendas y que el servicio que se presta es el equivalente al servicio de alojamiento para turistas. La norma aprobada por Cataluña requiere que todo el propietario que quiera alquilar su inmueble durante periodos cortos, debe solicitar la inscripción del mismo en su ayuntamiento, debe tener unas condiciones mínimas (bastante razonables por cierto, aquí no hay problema), pero también tiene puntos realmente perjudiciales para la mayoría de propietarios dado que los equipara a empresarios, les obliga a recaudar e ingresar la tasa turística, les obliga a la emisión de facturas, a la notificación de los inquilinos a los Mossos y a una serie de obligaciones en materia documental nada despreciables.

Lo que acabo de describir, conlleva aparejado en simultáneo el alta en Hacienda, la sujeción a IVA de las operaciones de arrendamiento, las correspondientes liquidaciones de IVA, IRPF, la tasa turística de Cataluña y como te descuides un poco, la cotización en autónomos, que es el otro punto oscuro de cualquier alta fiscal con ingresos bajos o con habitualidad "extraña".

Es decir, cualquiera que tenga 8/10 viviendas como mínimo, la norma le viene genial, puesto que elimina de un plumazo a toda la competencia de particulares que tienen una sola 2º residencia que en un momento dado, se plantean alquilarla en verano o en un periodo de tiempo corto.

Aparte, está claro que el sector hotelero catalán ha presionado bastante para que se haga una norma que expulse del segmento a todos los particulares y les hagan competencia desleal. La duda que a mí me queda con las últimas noticias que vemos cada día saltar a la luz pública con la corrupción en las esferas de poder catalanas es si esta ley ha sido tocada también por las malas artes de la corrupción.

En la práctica, a día de hoy, el particular que quiera cumplir perfectamente con la ley, tiene bastantes más posibilidades de perder dinero que de ingresar algo. Anterior a esto, bastaba con declarar los ingresos en el IRPF como arrendamiento de vivienda y asunto arreglado ¿no podrían haber simplificado el asunto un poco?

En El Blog Salmón | Harto del listo del pueblo que alquila su "vivienda habitual" en negro y se deduce la hipoteca

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio